EFE
  •   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) organizó en Costa Rica un curso especializado para promover la protección de los niños inmigrantes no acompañados, con la participación de expertos de siete países de Centroamérica y México.

Un gran número de personas se traslada de las zonas rurales a las ciudades y emigra a otros países en busca de oportunidades o de reunificación familiar en Centroamérica, y muchas de ellas son niños que viajan sin la compañía de un adulto.

El número de menores no acompañados que llegó a la frontera entre México y Estados Unidos alcanzó los 68,000 en 2014, cayó a cerca de 40,000 en 2015 y el año pasado volvió a subir y superó los 59,000. 

Replicar aprendizaje

Por esta razón, la OIM organiza este tipo de formaciones en la zona desde 2015.

La organización internacional apuesta por formar a expertos de diferentes nacionalidades para que después estos ofrezcan un curso de 81 horas en sus países de origen, explicó la OIM en un comunicado.

Al menos 30 expertos de agencias de migración, ministerios de Asuntos Exteriores, oficinas del Defensor del Pueblo, universidades y ONG participaron en la más reciente formación.

Asimismo, los representantes de agencias de la ONU, entre ellas Unicef o la de Refugiados (Acnur), compartieron sus experiencias con los asistentes.

Los temas tratados incluyeron legislación y mecanismos de protección para los niños inmigrantes no acompañados, la determinación del interés superior del menor y la protección consular de los infantes.

“El flujo de niños y adolescentes no acompañados se ha duplicado en los últimos años en mi país y tenemos que encontrar las medidas necesarias para abordar este problema”, dijo Elsa Ramos, participante de la Universidad Tecnológica de El Salvador, citada en el comunicado.

El curso forma parte del Programa Regional de Mesoamérica de la OIM, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de Estados Unidos, y se implementa en México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.