EFE
  •   Dublin, Irlanda  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El expresidente estadounidense Barack Obama y su esposa Michelle recibirán el premio “Freedom of the City” que concede cada año el Ayuntamiento de Dublín y que en anteriores ediciones se ha otorgado a personalidades como Nelson Mandela, Teresa de Calcuta o Mijaíl Gorbachov, informaron fuentes oficiales.

La corporación dublinesa tomó esa decisión, con 30 votos a favor y 23 en contra, para reconocer la “influencia moderada y progresista” que ha tenido el exmandatario estadounidense sobre la escena internacional durante sus ocho años al frente de la Casa Blanca. El Ayuntamiento de Dublín también destacó el trabajo efectuado por Michelle Obama para promover la educación de las mujeres en las zonas más desfavorecidas y su apoyo a la causa de los refugiados. 

El primer edil, Brendan Carr, confirmó que la pareja ha aceptado este prestigioso galardón, que también recibieron anteriormente, entre otros, el expresidente estadounidense Bill Clinton y la lideresa birmana Aung San Suu Kyi.

Reconocen logros

Representantes del consistorio de Dublín se reunirán en los próximos días con miembros de la embajada estadounidense en la capital irlandesa para organizar la asistencia de los Obama a la entrega del premio a final de este año, explicó Carr.

Será, además, una nueva oportunidad para que ambos, dijo, regresen a Irlanda, después de la visita oficial que realizó en 2011 el entonces mandatario demócrata junto a su esposa como parte de una gira europea. Al ser preguntado por los votos emitidos en contra de esta elección, Carr recordó que el propio Obama ha admitido los errores cometidos por su Administración en algunos asuntos, como en Oriente Medio, y recalcó que el premio no pretende “canonizarle”, sino reconocer sus logros.

Según el alcalde, la concesión del “Freedom of the City” a una pareja tiene un precedente en el caso del emperador de Japón, Akihito, y la emperatriz, Michiko, premiados por su labor diplomática en la política internacional en 1985, cuando aún no habían accedido al trono.