EFE
  •   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una delegación de altos cargos de Bolivia que visita Argentina esta semana pidió a la ministra de Seguridad del país austral, Patricia Bullrich, que las modificaciones recientemente implementadas por su cartera en la ley de migraciones “no lesionen, resientan o cercenen algún derecho”.

Así lo aseguró en declaraciones a la prensa el presidente del Senado boliviano, José Alberto Gonzales, que encabeza la comitiva, y relató que durante el encuentro que tuvieron con la ministra argentina le hicieron escuchar “las observaciones” del Gobierno boliviano acerca de las modificaciones en la ley.

El presidente argentino, Mauricio Macri, firmó la semana pasada un decreto que endurece la ley migratoria del país con el fin de prohibir la entrada al país a personas con antecedentes penales y acelerar la expulsión de los extranjeros que comentan delitos en territorio argentino.

La medida fue aprobada días después de que Bullrich vinculara la inmigración peruana, paraguaya y boliviana con el aumento del narcotráfico, lo que fue criticado por el gobierno de Evo Morales.

Además, pocos días después, el diputado argentino Alfredo Olmedo se mostró a favor de construir un muro en la frontera entre ambos países para mejorar los controles migratorios.