•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de Estado de EE. UU., Rex Tillerson, visitará México “en las próximas semanas”, declaró el canciller mexicano, Luis Videgaray, a los periodistas tras reunirse en Washington con el jefe de la diplomacia estadounidense.

Preguntado por si México está dispuesto a reprogramar la visita del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a EE. UU., cancelada en enero pasado por la tensión en la relación bilateral, Videgaray respondió que “por ahora no”.

Videgaray habló con la prensa después de mantener una reunión de más de una hora con Tillerson en el Departamento de Estado, “el primer encuentro de trabajo” entre ambos, y que se desarrolló en un tono “respetuoso, en términos muy constructivos”, según aseguró.

Te interesa: Trump: Muro en la frontera con México ya está siendo diseñado

“Acordamos que tendremos reuniones frecuentes, la próxima reunión de trabajo será en la Ciudad de México, estará viajando el secretario Tillerson en las próximas semanas a México”, explicó Videgaray.

La cita se produjo menos de dos semanas después de que Peña Nieto cancelara la visita que tenía programada a Washington para reunirse con Trump, debido a la tensión generada por la orden ejecutiva que el presidente estadounidense firmó para ordenar la construcción de un muro en la frontera y su insistencia en que México lo pague.

Respeto a soberanía

“Hablamos de la importancia de los mecanismos de coordinación que existen, tanto en materia migratoria como en materia de combate al crimen organizado, de combate a las amenazas terroristas”, apuntó Videgaray.

“Reiteramos la voluntad de México de continuar en los mecanismos de cooperación siempre bajo el principio de respeto a la soberanía nacional”, agregó.

El canciller mexicano también le expresó a su homólogo estadounidense que México incrementará “de manera sustancial la actividad de protección consular a través de los 50 consulados” que tiene en EE. UU. a los mexicanos que puedan verse afectados por el endurecimiento de los controles migratorios ordenado por Trump.

En cuanto al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Videgaray recordó que el gobierno mexicano está llevando a cabo un “proceso de consulta” de al menos 90 días con “el Senado de la República, el sector privado” y otros sectores que deberá completarse antes de empezar a negociar.

Poco antes de que Videgaray abandonara el Departamento de Estado, salió de esa agencia diplomática uno de los asesores más cercanos a Trump, Jared Kushner, lo que parece indicar que participó en la reunión.

Videgaray se dirigió a continuación a otra “reunión introductoria” con el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, uno de los máximos responsables del proyecto de Trump para construir un muro en la frontera común.

“No bromeo”,  dice Trump

El mandatario estadounidense dijo que el muro “está siendo diseñado ahora mismo”, y detalló que será “grande” y “de mucha ayuda” para garantizar la seguridad del país. 

 “El muro está siendo diseñado ahora mismo”, comentó Trump en un discurso ante una conferencia de jefes de Policía y oficiales de las fuerzas del orden al anotar que, a diferencia de lo que algunos pensaron, “no estaba bromeando” durante la campaña electoral al hacer la promesa de construir la barrera fronteriza.

“Yo no bromeo sobre cosas así (...). No, tendremos un muro. Será un gran muro y hará mucho, será de mucha ayuda”, insistió el presidente.

También: Rajoy ofrece a Trump ser interlocutor de EE. UU. en Europa y América Latina

“Pregunten a Israel sobre muros. ¿Los muros funcionan? Solo pregunten a Israel. Ellos (los muros) funcionan si se hacen como es debido”, agregó.

En otro momento de su intervención, Trump afirmó que “es hora de detener” la entrada de drogas en Estados Unidos.

La semana pasada se filtró a varios medios parte del contenido de una conversación telefónica en la que Trump supuestamente planteó a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, enviar tropas a ese país.

En una entrevista con la cadena Fox, Trump señaló que en esa llamada Peña Nieto parecía “muy dispuesto” a recibir ayuda de Estados Unidos para luchar contra los cárteles.

No obstante, el vocero de la Presidencia mexicana, Eduardo Sánchez, respondió esta semana en otra entrevista con un “no contundente y rotundo” a la supuesta propuesta de Trump de enviar tropas.

Más: Déficit comercial de EEUU llegó en 2016 a su nivel más alto en cuatro año