•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó hoy a su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, sus condolencias por la muerte de varios soldados turcos en un bombardeo aéreo ruso en Siria.

Poco antes, el Estado Mayor del Ejército ruso reconoció que tres militares turcos murieron en un ataque de la aviación rusa "no intencionado" en el país árabe.

Putin llamó por teléfono a Erdogan para explicarle que el suceso tuvo lugar "esta mañana como resultado de una falta de coordinación de las Fuerzas Aéreas Rusas a la hora de determinar las coordenadas durante un ataque contra los terroristas".

Los militares turcos murieron "durante una operación conjunta para la liberación de Al Bab", localidad siria controlada por el yihadista Estado Islámico (EI), señaló Putin, según informó el Kremlin.

Poco antes, el Estado Mayor del Ejército ruso reconoció que tres militares turcos murieron en un ataque "no intencionado" de un avión ruso en el país árabe, en el que también resultaron heridos once soldados, según fuentes oficiales turcas.

Al respecto, ambas partes decidieron tomar medidas urgentes para "mejorar el mecanismo de coordinación de acciones conjuntas en la lucha contra el terrorismo en Siria".

Rusia y Turquía ya protagonizaron un caso similar en noviembre de 2015 cuando un avión ruso fue derribado por un caza turco en la frontera con Siria, lo que provocó un estancamiento de las relaciones diplomáticas.

Putin y Erdogan sellaron las paces en agosto de 2016 durante una cumbre en Moscú después de que el líder turco pidiera disculpas por el abatimiento del avión, en el que murió uno de los dos pilotos que tripulaba el aparato.

Además, el embajador ruso en Turquía, Andréi Karlov, fue asesinado a tiros en diciembre pasado cuando presentaba una exposición de fotos en Ankara.

Con todo, turcos y rusos efectuaron a principios de este año operaciones militares conjuntas contra los grupos yihadistas en Siria y mediaron entre el Gobierno sirio y la oposición armada en negociaciones en Astaná, la capital kazaja.