elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Uruguay remitió al Parlamento un proyecto de ley para "prevenir y sancionar el acoso sexual" tanto a nivel laboral como educativo, y prevé indemnizaciones para las víctimas, según la iniciativa divulgada en el sitio web de la Presidencia. El proyecto, surgido de los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social, de Educación y Cultura, y de Desarrollo Social, califica al acoso sexual como "una de las lesiones más graves al derecho a la igualdad", y como una forma de "discriminación" y "abuso de poder" que causa en las víctimas "profundas distorsiones en la salud física y mental".

Asimismo, califica este delito como "una lesión a los derechos fundamentales de trabajadores y trabajadoras: el derecho a la no discriminación y el derecho a la intimidad, relacionado con el derecho a la dignidad, el derecho a la seguridad y a la salud en el trabajo, el derecho a la libertad sexual y el derecho a trabajar en un ambiente libre de violencia".

Indemnización por "daño moral"
Según el proyecto, y sin perjuicio de las acciones administrativas y penales que correspondan, las víctimas de acoso sexual serán indemnizadas por "daño moral" con seis meses de salario, y de configurarse una situación de despido indirecto, se considerará despido abusivo y la indemnización será el doble. Si el sujeto de acoso sexual es un estudiante, la indemnización se calculará en base al salario del docente o jerarca culpable.

Si el autor del acoso es un trabajador dependiente, será sancionado de acuerdo a su comportamiento y podrá ser despedido por notoria mala conducta. En el caso de los funcionarios públicos, la tipificación del acoso sexual será de "falta grave". El texto fija obligaciones para empresarios y jerarcas del sector público para prevenir el acoso sexual, como la obligación de investigar la denuncia y a presentar sus conclusiones en un plazo no mayor a 30 días. Los empleadores o jerarcas serán considerados responsables del acoso sexual si, estando en conocimiento de una situación semejante de parte de un empleado o subalterno, no adoptaron las medidas necesarias para corregir la situación.