•  |
  •  |
  • END

SAN SALVADOR / AFP

Militantes del partido de la derecha gobernante agredieron ayer a varios periodistas en El Salvador, mientras la Policía se comprometió a investigar el incidente que se produjo a pocos días de las elecciones presidenciales, comprobaron periodistas de la AFP.

La agresión se registró en un hotel de la capital, luego de un acto en el que la Junta Electoral Departamental de San Salvador entregó las credenciales a los miembros de los Concejos.

Durante el acto, activistas de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) y del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) se enfrentaron en forma verbal.

Al concluir el acto, dos militantes de ARENA la emprendieron contra los periodistas que filmaban la salida de los funcionarios.

Tras el incidente, algunos periodistas mostraban golpes en su rostro y daños en cámaras y grabadoras, aunque nadie resultó con lesiones de gravedad.

La Policía inició las investigaciones para deducir responsabilidades.

Piden disculpas

En tanto, el alcalde electo de San Salvador, Norman Quijano, en nombre del partido Arena, se comprometió a investigar el caso.

“Nosotros pedimos disculpas a todos ustedes (periodistas). Aquí se generaron hechos violentos desde un inicio y eso genera mucha polarización y las pasiones se encienden. Nosotros vamos a tomar decisiones muy severas contra esa persona (atacantes) sí es que es nuestra, y vamos a reparar los daños materiales”, enfatizó Quijano.

Desde enero, en el marco de la campaña presidencial la policía ha reportado al menos 115 incidentes de violencia.

Preparan “multitudinarios” cierres de campaña

En tanto, los candidatos presidenciales de la izquierda, Mauricio Funes, y de la derecha gobernante, Rodrigo Ávila, preparan para este fin de semana “multitudinarios” cierres de la campaña electoral para dar una demostración de fuerza a una semana de los comicios del 15 de marzo.

Los coordinadores de campaña, tanto de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), realizarán sus movilizaciones finales este fin de semana a pesar que la campaña por ley continúa hasta la noche del 11 de marzo.

“Estamos preparando un multitudinario cierre de la campaña para el próximo sábado en la que esperamos movilizar a nivel nacional a unas 700,000 personas de los 262 municipios” del país, declaró a la AFP Roberto Lorenzana, jefe de campaña del partido de izquierda.

La estrategia de cierre del FMLN incluye el desplazamiento en caravanas en todas las carreteras del país, mítines en las 14 cabeceras departamentales, y al final de la tarde del sábado esperan concentrar en la capital a unas 200,000 personas en “el carnaval de la victoria” en la alameda Juan Pablo II.

“Será la movilización más grande de toda la historia de El Salvador desde el asesinato del arzobispo Oscar Arnulfo Romero en 1980”, comentó Lorenzana.

En tanto, el candidato de Arena tiene previsto cerrar su campaña el domingo en el Estadio Cuscatlán, de San Salvador, declaró a la AFP Óscar Orellana, de la oficina de comunicaciones de la agrupación.

Considerado el partido de derecha más poderoso de Centroamérica, Arena --en el poder desde 1989-- ha desarrollado una intensa campaña mediática con la que espera obtener un quinto mandato consecutivo de cinco años.

La campaña más prolongada

Dominada por “la guerra sucia”, la campaña electoral ha sido una de las más prolongadas de la historia de El Salvador, debido a que se inició en los hechos cuando el FMLN proclamó el 11 de noviembre de 2007 al periodista Funes como su candidato.

La directora del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana, Jannet Aguilar, declaró a la AFP que “el esfuerzo” de los partidos al final de la campaña está orientado a “hacer demostraciones de fuerza” en un intento captar el voto de un 20% del electorado que está indeciso.

Tanto Arena como el FMLN preparan sus equipos de “defensa del voto” en las 9.534 juntas receptoras de sufragios en todo el país.

Más de 4.2 millones de electores están convocados a las elecciones que serán observadas por delegados de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos.