•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Perú espera que el expresidente Alejandro Toledo, buscado por supuestamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, sea detenido en Estados Unidos y no huya a otros países como Israel, que este domingo adelantó que no le permitirá entrar.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, pidió hoy a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, que evalúe la deportación del expresidente peruano Alejandro Toledo, en búsqueda y captura por supuestamente haber recibido 20 millones en sobornos, según informó la agencia oficial Andina.

Durante la conversación telefónica que mantuvieron hoy ambos mandatarios, Kuczynski solicitó a Trump que valore  la opción de la deportación de Toledo dentro de las facultades que la ley de migración estadounidense otorga al Departamento de Estado.

Las autoridades peruanas creen que Toledo está en San Francisco y el ministro del Interior Carlos Basombrío confirmó que podría viajar a Israel, país del que su esposa Eliane Karp tiene la ciudadanía.

Pero el gobierno israelí, a través del portavoz del Ministerio de Exteriores Emmanuel Nahshon, precisó que "Toledo será autorizado (a ingresar) en Israel únicamente cuando sus asuntos pendientes en Perú estén solucionados".

La justicia peruana ha emitido una orden de captura internacional y prisión preventiva de 18 meses para el expresidente, acusado de recibir 20 millones de dólares de Odebrecht para favorecerla con la construcción de la carretera interoceánica, que une Perú con Brasil.

Detención en EE. UU.

Perú sospecha que Toledo, profesor visitante de la Universidad de Stanford, está en la ciudad californiana de San Francisco (oeste) y ofrece 30,000 dólares a quien ayude a capturarlo.

Interpol ha lanzado la alerta roja en 190 países pero, según detalló Basombrío, cada uno aplica esa orden de acuerdo a sus leyes.

Una fuente del Ministerio Público explicó a la AFP que apenas se supo el viernes que Toledo podía estar en Estados Unidos, el fiscal del caso Hamilton Castro envió la solicitud de detención preventiva con fines de extradición al juzgado, que luego envió el requerimiento a Estados Unidos a través de la Cancillería.

Pero el Departamento de Estado reparó que faltaban algunas precisiones para que la solicitud sea aceptada y ejecutada por un tribunal estadounidense.

Escándalo Odebrecht

Odebrecht, involucrada en una trama de corrupción que ha afectado a varios países latinoamericanos, afirmó haber pagado 29 millones de dólares en Perú a cambio de obras públicas entre 2005-2014 durante los gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Hasta ahora hay tres exfuncionarios del gobierno de García en prisión por supuestamente aceptar un soborno de 7 millones de dólares a cambio de favorecer a Odebrecht con la obra de la Línea 1 del Metro de Lima.

Humala y su esposa Nadine Heredia, quienes cuentan con restricciones para salir del país, están siendo investigados por lavado de activos por financiar presuntamente su campaña electoral con dinero procedente de Venezuela y de Brasil.

Según documentos de la Policía Federal de Brasil, Odebrecht entregó 3 millones de dólares para la campaña de Humala.

Peruanos opinan

El 90 % de los peruanos cree que Toledo es culpable de supuestamente haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, según una encuesta publicada ayer.

El sondeo, elaborado por la encuestadora Ipsos para el diario El Comercio, señaló que el 5% piensa que los beneficiarios de los sobornos fueron otros funcionarios de menor rango y solo el 1 % cree que en la Administración de Toledo no hubo sobornos, mientras que el 4 % restante no emitió opinión.

El 86 % está conforme con que la Justicia peruana haya ordenado este viernes capturar y encarcelar a Toledo de manera preliminar por 18 meses, mientras la Fiscalía lo continúa investigando por los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

El sondeo se realizó a 1,291 personas adultas entre el 8 y el 10 de febrero, con un margen de error del 2.7 % y un nivel de confianza del 95 %.

Según la Fiscalía, Toledo recibió 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht  a cambio de favorecer a la empresa en la licitación de la Carretera Interoceánica del Sur, que atraviesa el territorio peruano desde la costa del océano Pacífico hasta la frontera con Brasil.