•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Donald Trump “evalúa la situación” creada por su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, en el centro de una enorme controversia por haber discutido con un diplomático ruso las sanciones de Washington a Moscú, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Trump está en contacto con el vicepresidente Mike Pence “sobre su conversación con el general Flynn, y también está hablando con otras personas sobre lo que considera el tema más importante: la seguridad nacional”, expresó el portavoz presidencial.

En diciembre pasado, cuando ya había sido escogido para ser asesor de Trump, Flynn mantuvo contactos con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak.

Inicialmente, el propio Pence había dado entrevistas asegurando que la cuestión de las sanciones no había sido mencionado en la conversación entre Flynn y el diplomático ruso.

Pero el pasado viernes dos periódicos -The Washington Post y The New York Times- informaron que los servicios de inteligencia descubrieron que Flynn pidió al embajador ruso no reaccionar de forma desproporcionada porque la administración Trump podría revisar las sanciones cuando llegara a la Casa Blanca.

Sus conversaciones privadas con el diplomático ruso se produjeron cuando el gobierno de Barack Obama preparaba un nuevo paquete de sanciones contra Moscú, en represalia por entrometerse presuntamente en la campaña presidencial y favorecer a Trump.

Desde entonces, el gobierno que asumió hace apenas cuatro semanas se encuentra bajo fuerte presión para que tome alguna medida respecto a Flynn, quien ocupa una plaza considerada fundamental entre los asesores más próximos del presidente.

Los congresistas demócratas reclaman que Flynn renuncie o sea despedido, mientras los republicanos han optado por guardar silencio.