•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos impuso sanciones financieras al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, oficialmente designándolo un narcotraficante, informó este lunes el Departamento del Tesoro en un comunicado.

El Aissami, un influyente dirigente del partido oficialista en el país petrolero y designado vicepresidente por el presidente Nicolás Maduro el 4 de enero, fue incluido en una lista de sanciones de la OFAC, una oficina del departamento del Tesoro estadounidense.

Un socio de El Aissami, el empresario Samark José López Bello, también fue incluido en las sanciones, que congelan los bienes que ambos pudieran tener en Estados Unidos y prohíbe a cualquier ciudadano o compañía estadounidense a hacer negocios con cualquiera de los señalados.

“Las acciones de la OFAC son la culminación de una investigación de varios años (...) contra los importantes traficantes de narcóticos en Venezuela y demuestra que el poder y la influencia no protege a aquellos que realizan estas actividades ilegales”, dijo su director interino, John Smith, según la nota del Tesoro.

El Aissami, que fue gobernador del estado Aragua y ministro del Interior, "facilitó los cargamentos de narcóticos desde Venezuela", detalló el Tesoro, señalando que el funcionario "supervisó o fue dueño parcial" de cargamentos de más de mil kilogramos de droga, que salieron de Venezuela con destinos como México y Estados Unidos".

El exministro recibió pagos del narcotraficante venezolano Walid Makled y también tenía lazos con el violento cartel mexicano Los Zetas, según denuncia el Tesoro.

Por su parte, Henrique Capriles, había advertido más temprano este lunes sobre las nuevas sanciones.

“Maduro ha sido muy silencioso frente a la Administración nueva de los EEUU. Que el pueblo no crea que esta sanción es para Venezuela, es para un grupo de 'enchufados' que tienen propiedades y bienes en ese país”, afirmó el opositor citado en una nota de prensa.

El funcionario venezolano sancionado, a la derecha. EFE/ENDSegún Capriles estos supuestos funcionarios próximos a ser sancionados están “plenamente identificados” por el Gobierno de Donald Trump, aunque no adelantó ningún nombre.

“Ellos son intocables ante la Justicia venezolana, pero la justicia internacional sí procede, después que no chillen”, agregó.

Un total de 34 legisladores de EE.UU. solicitaron la semana pasada al presidente Donald Trump que tome medidas inmediatas para sancionar a los funcionarios del Gobierno venezolano que están “beneficiándose8 por las violaciones de derechos humanos que, según ellos, se registran en la nación petrolera.

En una misiva liderada por el senador demócrata Robert Menéndez y la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, los congresistas solicitan al mandatario que haga uso de su capacidad ejecutiva "y envíe un mensaje claro" a la Administración de Maduro.