AFP
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ejército ruso difundió este lunes las imágenes de nuevas destrucciones a manos del Estado Islámico (EI) en la ciudad antigua siria de Palmira, reconquistada en diciembre por el grupo yihadista.

Estos videos filmados por drones muestran Palmira el 6 de junio de 2016, cuando la ciudad estaba bajo control sirio, y el 5 de febrero de 2017 cuando el EI retomó su control.

Estos destrozos fueron señalados en enero por la Unesco, que denunció "un crimen de guerra y una inmensa pérdida para el pueblo sirio y la humanidad".

El ejército ruso anunció además la detección de una "intensificación de movimientos de camiones de terroristas alrededor de Palmira", dejando presagiar nuevas devastaciones.

Derrocado en marzo de 2016 por el ejército sirio, apoyado por Rusia, el EI sorprendió al tomar de nuevo en diciembre el control de Palmira, ciudad antigua de más de 2,000 años, que fue uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo, inscrita por la Unesco en el patrimonio mundial de la Humanidad.

El Estado Islámicose hizo con el control de Palmira en mayo de 2015, provocando enormes daños a los restos antiguos de la ciudad en nombre de su visión del islam, que considera las estatuas humanas o animales como idolatría.

Estos destrozos provocaron la indignación de la comunidad internacional.

Durante su primera ocupación de Palmira, de mayo de 2015 a marzo de 2016, el EI hizo principalmente uso del teatro romano para llevar a cabo ejecuciones públicas.