•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 2 millones de personas indocumentadas fueron deportadas durante la administración del expresidente Barack Obama, según datos oficiales publicadas en el Anuario de Estadísticas de Inmigración del 2015.

En el documento se refleja que desde la toma de posesión de Obama como presidente de Estados Unidos el 20 de enero del 2009 hasta el 30 de septiembre del 2015, un total de 2,749,854 inmigrantes indocumentados fueron deportados de los Estados Unidos.

Le sigue el presidente George W. Bush, durante su mandato se expulsó un total de 2,012,539 extranjeros. Durante la presidencia de Bill Clinton, el total de deportados fue de 869,646, según los datos oficiales.

Ningún presidente desde que se comenzó a recabar las cifras de deportación en la década de 1890 ha tenido un número tan alto de expulsiones de extranjeros.

Administración Trump

La agencia migratoria estadounidense, ICE arrestó en la semana pasada por lo menos a 680 inmigrantes en situación irregular en operaciones realizadas simultáneamente en varias ciudades, informó este lunes el secretario de Seguridad Interna, John Kelly.

"De ese total de arrestados, aproximadamente el 75% son criminales extranjeros" condenados por delitos como homicidio, abuso sexual, tráfico de drogas, desórdenes, conducir automóviles bajo embriaguez y posesión ilegal de armas, afirmó Kelly en una nota oficial.

Los arrestos fueron realizados por agentes del ICE en Los Ángeles, Chicago, Atlanta, San Antonio y Nueva York.

Según Kelly, esas personas "representaban una amenaza a la seguridad pública, a la seguridad de nuestras fronteras o la integridad del sistema migratorio de nuestro país".

Durante toda la semana pasada diversas entidades de defensa de los inmigrantes habían denunciado que agentes de ICE estaban realizando amplias redadas en las principales ciudades del país que incluían a personas en situación irregular pero sin ningún cargo criminal.

El domingo, el propio presidente Donald Trump había expresado su satisfacción ante las redadas mediante un mensaje en la red social Twitter.

"La avanzada contra el crimen es apenas el cumplimiento de mi promesa de campaña. ¡Miembros de pandillas, vendedores de drogas y otros están siendo removidos!", expresó el mandatario.

En su nota divulgada este lunes, Kelly aseguró que las enormes redadas realizadas en los últimos días constituyen una orientación específica de Trump.

El presidente "ha sido claro" al orientar al departamento de Seguridad Interna a "concentrarse en la remoción de extranjeros ilegales que han violado nuestras leyes migratorias, con foco especial en los que son una amenaza a la seguridad pública", apuntó.

Cancilleres del Triángulo Norte y México se reúnen por política migratoria de EE. UU.

MÉXICO. Los cancilleres de El Salvador, Honduras y Guatemala se reunieron ayer con su homólogo mexicano, Luis Videgaray, para abordar un plan de colaboración consular ante la política de deportaciones del presidente de EE. UU., Donald Trump, informó una fuente salvadoreña.

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, aseguró en una reunión con diputados del Congreso, que en la cita pautada en la capital mexicana, tratarán la alianza consular que firmó la antecesora de Videgaray, Claudia Ruiz Massieu, con sus pares de El Salvador, Guatemala y Honduras en diciembre de 2016.

"La iniciativa consiste en poner a disposición de los compatriotas de los cuatro países los 90 consulados que tenemos entre los cuatro en Estados Unidos para lograr mayor cobertura" de la protección consular, explicó el jefe de la diplomacia salvadoreña. Añadió que en la reunión en México también hablarán sobre la situación de los centroamericanos que transitan por territorio mexicano en su ruta hacia Estados Unidos.

El Salvador, Honduras, Guatemala, el llamado Triángulo Norte Centroamericano y México, firmaron la iniciativa consular conocida como Tricamex el pasado 14 de diciembre en Washington, para "defender" a sus compatriotas en Estados Unidos de las eventuales políticas del gobierno de Trump.