Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SAN JOSÉ / AFP

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Venezuela en dos causas presentadas por periodistas y otros trabajadores de dos televisoras privadas, aunque no recibió todas las denuncias de los demandantes, informó ayer miércoles el tribunal.

La Corte, con sede en San José, determinó que Caracas incumplió las normas de la Convención Interamericana de Derechos Humanos sobre respeto de los derechos y libertades individuales, sobre libertad de pensamiento y expresión y sobre respeto a la integridad física, síquica y moral de las personas, dijo un portavoz del tribunal.

La Corte “decidió que el Estado (venezolano) es responsable por el incumplimiento” de algunas normas establecidas en la Convención Interamericana, dijo el portavoz a la AFP.

Sin embargo, explicó que la Corte dictaminó que el Estado venezolano no infringió las normas interamericanas sobre igualdad ante la ley (artículo 24), ni restringió el derecho de expresión a través de vías indirectas (art. 13.3), ni infringió el derecho a la propiedad privada (art. 21), como lo aseguraban los demandantes.

Las partes fueron notificadas el martes de los fallos de la Corte en las demandas presentadas por periodistas y trabajadores de las televisoras privadas Globovisión (caso Perozo contra el Estado venezolano) y de RCTV (caso Ríos contra el Estado venezolano).