• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • EFE

La violencia familiar o doméstica, un delito que engloba agresiones físicas, sexuales y psicológicas que causa penas de entre dos y cuatro años de cárcel si no va aparejado con otra infracción, fue el delito más repetido en Bolivia entre 2012 y 2016, informó hoy la Fiscalía General del Estado.

En esos cinco años se registraron 78.419 casos para un delito imputable a parejas, exparejas y familiares de las víctimas, según el informe anual de rendición de cuentas del Ministerio Público.

El comunicado de la institución también reitera que en 2016 se cometieron 104 feminicidios, como ya informó en enero pasado. Desde que en marzo de 2013 se promulgó una ley que tipifica ese delito con una pena de cárcel de 30 años sin derecho a indulto -la máxima del país- hasta el término de 2016, hubo 304 casos. Los delitos de lesiones graves y leves, con 45.527 casos, y los de robo, con 34.115, fueron los siguientes con mayor incidencia en el periodo 2012-2016.

En Nicaragua: Dos femicidios en menos de cinco días

En 2016 la Fiscalía cerró 93.278 causas, mientras que ingresaron 22.257, algo que reflejaría "un importante avance en el descongestionamiento de causas", según el informe de la institución.

El Ministerio Público obtuvo 1.026 sentencias por narcotráfico a lo largo del año pasado: 344 condenatorias, 85 absolutorias y 597 que se acogieron a un procedimiento abreviado, que implica el reconocimiento de la autoría del delito y evitar un juicio oral.

En cuanto a delitos de corrupción, en 2016 se emitieron 122 sentencias condenatorias, 21 absolutorias y 20 "de carácter mixto". El informe destaca la modernización de la institución a través de mejoras en la gestión y atención, creación de fiscalías especializadas y la inversión de 4,19 millones de dólares en la mejora del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).