•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Transformar las ciudades para que dejen de ser exclusivamente espacios productivos y se conviertan en zonas de integración y convivencia es el objetivo del Foro Global Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas, que comenzó hoy en la Ciudad de México.

Unos 200 líderes y expertos provenientes de 20 ciudades de todo el mundo intercambiarán, desde hoy y hasta el próximo viernes, experiencias en este encuentro, organizado por ONU Mujeres y el Gobierno capitalino.


El foro, el tercero de su tipo que se lleva a cabo, se enmarca dentro de la iniciativa "Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas".

Un programa que nació en 2008 para afrontar una problemática extendida por todo el mundo: al menos el 50 % de las mujeres y las niñas sufren acoso sexual y otros tipos de violencia sexual en los espacios públicos, y este porcentaje aumenta en algunas regiones.

Desde su creación, a la iniciativa de ONU Mujeres se han adscrito urbes como Bogotá (Colombia), Nueva Delhi (India), Quito (Ecuador), Marrakech (Marruecos), Maputo (Mozambique) y El Cairo (Egipto).

El cambio urbano que ha de producirse involucra dar una respuesta a la violencia que sufren las mujeres en los espacios públicos, pero también "condiciones de movilidad segura para todas y todos", afirmó a Efe la directora del Instituto de las Mujeres (Inmujeres) de la Ciudad de México, Teresa Incháustegui.

Una "ciudad segura" requiere una participación ciudadana, porque "las ciudades han venido siendo lugares solamente de tránsito acelerado, de actividades productivas", sin tener en cuenta que las personas puedan convivir y apropiarse de los espacios, indicó.

La mala configuración urbana, aseveró Incháustegui, ha golpeado especialmente a la mujer porque las ciudades se han diseñado "para que unos se vayan a trabajar lejos y otro se queden en la casa".

Sin embargo, la incorporación de las mujeres al mundo laboral pone de relieve la necesidad de que el mapa urbano se adapte a las "múltiples actividades" que estas realizan a lo largo del día: "Todo eso tiene que estar expresado en el espacio, en los equipamientos de las ciudades", argumentó la directora de Inmujeres.

Los diferentes espacios que se abrirán en el Foro pondrán sobre la mesa temas como la legislación en seguridad urbana, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el rol del sector privado o las propuestas para desencadenar un cambio de mentalidad a favor de los derechos de mujeres y niñas.

"Realmente venimos a intercambiar experiencias, buenas prácticas y lecciones aprendidas", expresó en la inauguración del Foro la representante de ONU Mujeres en México, Ana Güezmes.

Por lo aprendido durante estos años, "sabemos que hay intervenciones y que trabajan rápido, pero estamos trabajando en un cambio estructural a largo plazo" que, no obstante, también reflejará resultados en pocos años, indicó.

Güezmes destacó que en el encuentro no solo hay que hablar del "qué" se quiere conseguir, sino también del "cómo", que hace referencia a aspectos como la planeación, infraestructura, desarrollo urbano, transporte, rendición de cuentas y participación ciudadana.

Desde el punto de vista de la representante de ONU Mujeres, el compromiso de las ciudades involucradas en la iniciativa es "creciente", pero se necesita un "compromiso reforzado" para que las iniciativas se consoliden en el presupuesto y "pasen de una administración a otra con más solidez y fuerza".

El Foro cuenta con la cooperación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).