•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller de México, Luis Videgaray, afirmó este miércoles que su país no aceptará que Estados Unidos imponga de manera unilateral una serie de agresivas directrices migratorias dadas a conocer por Washington la víspera.

El gobierno estadounidense anunció el martes severas medidas contra la inmigración ilegal, que dejan vulnerables de deportaciones a una gran parte de los 11 millones de indocumentados que se estima viven en ese país, en su mayoría mexicanos.

"Quiero dejar claro de la manera más enfática que el gobierno de México y el pueblo de México no tienen por qué aceptar disposiciones que de manera unilateral un gobierno le quiera imponer a otro", dijo Luis Videgaray durante la firma de un convenio entre México y la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

"Eso no lo vamos a aceptar, porque no tenemos por qué hacerlo y porque no es del interés de México", enfatizó el ministro pocas horas antes del inicio de una vista oficial a la capital mexicana de los secretarios norteamericanos de Estado, Rex Tillerson, y de Seguridad Interior, John Kelly.

Videgaray aseguró que las medidas migratorias decididas por Estados Unidos serán "tema fundamental" de las discusiones que los emisarios del presidente Donald Trump mantendrán este miércoles por la noche y durante la jornada del jueves con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y varios de sus ministros.

El jefe de la diplomacia mexicana reiteró que su país actuará "por todos los medios jurídicamente posibles" para defender a los mexicanos en el exterior, acudiendo incluso si es necesario a organismos internacionales como la ONU.

"México y el gobierno de México no habrá de dudar en acudir a los organismos internacionales empezando por las Naciones Unidas para defender conforme al derecho internacional, los derechos humanos, las libertades y el debido proceso en favor de los mexicanos en el exterior", agregó Videgaray.