• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo hoy que la labor de los militares rusos en Siria y sus éxitos contra el "terrorismo internacional" permitieron abrir las negociaciones de paz entre la oposición y el Gobierno de Damasco, y confió en que éstas se desarrollen positivamente en Ginebra.

"Ustedes han causado un daño significativo a los grupos terroristas, a sus bases, sus armas y municiones, equipamiento e infraestructuras... y esto permitió la creación de las condiciones para continuar las conversaciones de paz entre el Gobierno sirio y la oposición armada" en Astaná, señaló.

"Como resultado de su trabajo - creo que podemos decirlo valientemente- tuvieron lugar las primeras negociaciones entre representantes de la oposición armada y el Gobierno (sirios) en Astaná con participación de Rusia, Irán, Turquía y Jordania", dijo Putin ante los militares rusos al celebrarse hoy en el país el Día del Defensor de la Patria.

"Espero que este proceso político... pueda desarrollarse y continuar hoy en las negociaciones de Ginebra", agregó, en su discurso por esta festividad de carácter patriótico que inicialmente conmemoraba las primeras victorias contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

Putin elogió la misión de los militares rusos en Siria al tiempo que criticó a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

"Ustedes han abierto una nueva página en la historia militar rusa, y no solo porque esa tarea que han realizado con éxito es complicada por la confrontación con el terrorismo internacional, sino además por la, digamos, falta de ayuda de nuestros así llamados socios", insistió.

El presidente ruso advirtió en contra de cualquier injerencia externa en los asuntos sirios y subrayó que no es ese el objetivo de Moscú, sino únicamente asestar un golpe al terrorismo.

"Conocemos a Siria como un Estado multinacional y multiconfesional. Eso era hace mucho tiempo. Y esa era la garantía de su integridad territorial", afirmó, y llamó a preservar dicha integridad sin injerencia externa.

El presidente ruso también lamentó que en Siria combatan al lado de los insurgentes unos 9,000 extremistas procedentes de Rusia y países de la antigua URSS.

"Desgraciadamente, un gran número de militantes de la antigua Unión Soviética y de la propia Rusia se encuentran en Siria. Según cifras provisionales, hablamos de miles. Según el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB), serían 4.000 de Rusia y 5.000 de antiguas repúblicas de la URSS", señaló.