•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski alertó este viernes en la ONU sobre el peligro de una emigración masiva de venezolanos hacia otros países de la región debido a la severa crisis que atraviesa ese país.

Kuczynski será el primer presidente latinoamericano en reunirse con el nuevo mandatario estadounidense Donald Trump en la Casa Blanca esta tarde, y dijo que en la agenda hay "temas candentes" como la situación en Venezuela.

"Venezuela no quiere interferencias, eso es natural, pero también hay un peligro de una emigración masiva hacia Colombia, hacia Curaçao y otros países de América Latina, puede haber graves problemas de salud, entonces tenemos que estar dispuestos un grupo de países a ayudar. No a interferir, pero a ayudar", dijo Kuczynski a periodistas de agencias internacionales en la sede de Naciones Unidas, tras reunirse con el secretario general Antonio Guterres.

Kuczynski ha abogado por la creación de un grupo internacional de países en apoyo de la población venezolana, agobiada por falta de alimentos y medicinas.

Trump, que asumió el gobierno hace poco más de un mes, ya hizo un llamado a liberar al dirigente opositor venezolano Leopoldo López, y el Departamento del Tesoro impuso sanciones al vicepresidente venezolano Tareck El Aissami, acusado por narcotráfico.

Tanto Trump como Kuczynski han recibido recientemente a Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López.

Los venezolanos sufren la inflación más alta del mundo, proyectada por el FMI en 1.660% para 2017, y una aguda escasez de alimentos básicos y medicinas.

Nueve de cada diez venezolanos consideran que las cosas en su país "van mal" y la mayoría piensa que empeorarán, según una encuesta de la firma Datos difundida el jueves.