• |
  • |
  • Edición Impresa

El proceso de desarme de las FARC en Colombia comenzará hoy, en cumplimiento del acuerdo de paz con el Gobierno para terminar medio siglo de conflagración interna, afirmaron ambas partes este martes, luego de retrasos por razones logísticas.

Tras concentrar a los combatientes en las zonas convenidas, "este miércoles comienza el proceso de desarme" previsto bajo supervisión de Naciones Unidas, dijo a periodistas el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

"Supone el registro de las armas, la destrucción del armamento inestable (explosivos, minas), el almacenamiento de las armas de acompañamiento (armas largas). Todo lo que no se había hecho", apuntó.

Por su parte, el líder guerrillero Iván Márquez, jefe negociador de las FARC en los diálogos en Cuba, confirmó en rueda de prensa el "inicio en firme del proceso de dejación de armas" el miércoles "a pesar de los evidentes retrasos en la adecuación logística en las zonas".

"Realizaremos (...) el registro de las armas en todos los campamentos y reajustaremos el plan de destrucción de armas inestables o explosivos", aseguró.

Según el pacto entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y el gobierno de Juan Manuel Santos, el 1 de marzo la guerrilla debía entregar a la misión de la ONU el primer 30% de sus armas, pero antes debían cumplirse fases previas.

El cronograma registra retrasos de hasta 60 días porque el ingreso de casi 7,000 miembros de las FARC a los 26 puntos de concentración estaba previsto para el 31 de diciembre, pero esto se concretó recién hace 10 días por falta de infraestructura para alojar a los rebeldes.

Sin embargo, las partes insistieron en mantener el plazo final de 180 días contados a partir del 1 de diciembre, o "Día D", para completar el proceso de dejación de armas y reincorporación de los guerrilleros.