• pekín, China |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno chino aseguró hoy que el desarrollo de su país sustenta la creación de empleo en Estados Unidos, en respuesta a las críticas vertidas por el presidente Donald Trump contra la potencia asiática.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino Geng Shuang reprochó hoy a Trump sus declaraciones ante el Congreso, donde manifestó que EEUU ha perdido "60.000 fábricas desde que China se unió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001".

"Desde que se unió a la OMC, China ha participado de manera activa en la cooperación económica e internacional, lo que ha impulsado no sólo el desarrollo exterior del país sino también el comercio global", defendió Geng en rueda de prensa, y aseguró que el papel de China ha sido "aclamado" en todo el mundo.

Respecto a la relación comercial con EEUU, el portavoz aseguró que el desarrollo chino es beneficioso para Washington y sacó a colación un reciente informe de Oxford Economics y el Consejo Empresarial EEUU-China que concluía que la inversión y el comercio chino sostuvieron 2,6 millones de trabajos en Estados Unidos en 2015.

"A China le gustaría trabajar con Estados Unidos para seguir expandiendo la cooperación comercial y económica en beneficio de ambos países y del resto del mundo", añadió el portavoz chino.

Tras su llegada al poder, el presidente Trump ha asegurado que centrará toda su política económica y comercial en "devolver" empleos a EEUU, al asegurar que muchos de estos puestos de trabajo, en particular de sectores manufactureros, se fueron a países como China o México y deben "regresar".