•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente venezolano Hugo Chávez amenazó ayer viernes con expropiar todas las plantas del grupo privado de producción de alimentos Polar si no respeta las leyes, y si su presidente, Lorenzo Mendoza, sigue “agrediendo al gobierno”.

“Si él sigue agrediendo al gobierno, irrespetando a este país, por más Mendoza que sea, por más sangre azul que sea, le voy a quitar todo a la Polar. Se la expropio”, aseguró Chávez.

“Para que me llames tirano con más ganas, Mendoza: Si sigues “‘mamando gallo’ “(burlándote) te voy a quitar todita la Polar, hasta la última planta que tienes, ya te lo estoy advirtiendo, Mendoza”, agregó.

Chávez aseguró que no dudará en firmar la expropiación si Polar no respeta un decreto oficial publicado esta semana, que establece los porcentajes de alimentos básicos a precios regulados que debe producir cada empresa.

“Si Polar no quiere cumplir con la Constitución y las leyes será expropiada. No me va a temblar el pulso, tengan la seguridad. Estoy aquí para defender los intereses del pueblo venezolano, no de la burguesía”, aseguró Chávez.

“Vamos a trabajar y a dialogar, pero ustedes deben reconocer primero que aquí hay unas leyes, un jefe de Estado, unas autoridades y un pueblo”, agregó.

Intervenida procesadora de arroz

Una planta procesadora de arroz de Polar en el estado Guárico (centro) fue intervenida esta semana, ya que según las autoridades no cumplía con los porcentajes de producción de arroz blanco, cuyo precio está regulado por el Ejecutivo.

El decreto oficial del gobierno venezolano estipula que la producción de arroz blanco de cualquier empresa debe ser al menos de 80% del total.

Empresas Polar aseguró esta semana en un comunicado que está cumpliendo con el decreto sobre producción de alimentos.

El gobierno venezolano ha incrementado su control hacia el sector de producción de alimentos básicos en estos días para paliar la escasez que se manifiesta de forma periódica.

Hay varias procesadoras de arroz intervenidas. Una filial de la estadounidense Cargill, que producía arroz, fue directamente expropiada el jueves.

“Es el principio de la revolución agrícola”, dijo ayer viernes el nuevo ministro de Comercio, Eduardo Samán.

La patronal (Fedecámaras), industriales privados y economistas han criticado estas medidas que según ellos asfixian a las empresas.

Chávez argumenta que los empresarios privados tratan los alimentos como si fueran pura mercancía y no priorizan por el bienestar del pueblo.