• Bruselas |
  • |
  • |
  • AFP

Representantes de medio centenar de países prometieron el jueves en Bruselas 181 millones de euros a favor de los derechos de las mujeres en el mundo para contrarrestar la política antiaborto del presidente estadounidense Donald Trump.

Mujeres provenientes de Pakistán, Colombia o Malí explicaron las consecuencias de la falta de cuidados de salud sexual y reproductiva o de su criminalización en sus intervenciones ante la conferencia de donantes "She Decides" ("Ella Decide"), organizada conjuntamente por Bélgica, Suecia, Holanda y Dinamarca.

La política antiaborto resucitada por Trump tras ser lanzada por el republicano Ronald Reagan en 1984, prevé que los fondos federales de ayuda internacional no puedan ser concedidos a oenegés extranjeras que practiquen el aborto o militen para hacerlo legal. Según cálculos del gobierno holandés, estas organizaciones dejarán de percibir unos 600 millones de euros.

"Creo que la decisión de la administración Trump es una mala decisión", afirmó el vice primer ministro belga, titular de Cooperación y Desarrollo Alexander De Croo.

"Dos millones de niñas dan a luz antes de los 15 años. Sesenta y dos millones de niñas no van al colegio, en muchos casos porque ya son madres o están casadas. Esas mujeres, esas niñas, no necesitan menos apoyo, necesitan más", recordó la ministra sueca de Cooperación Isabella Lövin.

Representantes de una cincuentena de países de todo el mundo y más de 400 participantes, entre representantes políticos y miembros de la sociedad civil, "expresaron su apoyo a los derechos de las mujeres. Recaudaron 181 millones de euros para la iniciativa global de colecta de fondos 'She Decides'", explicó el ministro belga de Relaciones Exteriores al final de la reunión.