•   Internacional  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mundo conmemoró el Día Internacional de la Mujer con una jornada en la que una vez más se reivindicó una igualdad real y justa, y se alertó sobre los abusos que aún sufren muchas mujeres por el mero hecho de serlo. 

En gran número de países llevaron a cabo marchas y actos en los que se puso de manifiesto la necesidad de establecer políticas y planes de acción eficaces para  eliminar esa situación, que trasciende al ámbito laboral y se refleja en el terreno familiar, personal o social. En 46 países se convocó un paro laboral de mujeres.

"El desarrollo global será más eficiente, la paz duradera y los derechos humanos estarán mejor protegidos si la mujer adquiere una plena capacitación en todos los aspectos de la sociedad, lo que debe convertirse en una prioridad internacional", afirmó en Nairobi el secretario general de la ONU, António Guterres.

Lea: Anne Hathaway pone rostro a la batalla de la ONU por el permiso postnatal

"El machismo debe ser derrotado", proclamó Guterres, quien manifestó que "en todas partes, en todo el mundo, tenemos una sociedad dominada por hombres y grandes dificultades para eliminar los obstáculos a la igualdad de género".

SITUACIÓN EN CA

Centroamérica es una de las regiones del mundo en las que proporcionalmente se cometen más abusos contra la mujer, considerando su tamaño y densidad de población.

En Guatemala, 6,423 mujeres fueron asesinadas en el periodo 2008-2016, reveló  el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) que vela por los derechos humanos en el país.

En Costa Rica, por su parte, 22 mujeres fueron asesinadas por su pareja en 2016, la brecha salarial es del 28% entre hombres y mujeres, el 46% de las familias sostenidas por mujeres es pobre, el desempleo femenino actual es de 13.8%, lo que es 6.9 puntos mayor al de los hombres.

Unas 49 mujeres fueron asesinadas en Nicaragua en 2016 a causa de la violencia machista, la mayoría en sus propias viviendas, según datos de una ONG especializada en el tema.

PRIORIDADES

Reducir la carga del trabajo no remunerado en el hogar y aumentar el acceso en igualdad al mercado laboral, sobre todo aprovechando la revolución digital, son para la ONU claves para el avance de la mujer.

En todo el mundo, mujeres y niñas dedican según Naciones Unidas demasiadas horas al cuidado del hogar, habitualmente más del doble que hombres y niños, y en muchos casos eso impide que accedan a educación, empleos o que asuman puestos de liderazgo en la sociedad.

Lea: Nicaragua reduce brecha de género

Para ONU Mujeres resulta fundamental un cambio radical, que ofrezca desde el primer día las mismas oportunidades a niños, y que requerirá ajustes en la forma en la que los padres tratan a los menores, la educación y canales en los que se afianzan los estereotipos como la televisión y la publicidad.

"Los derechos de las mujeres, que nunca han sido iguales a los de los hombres en ningún continente, se están erosionando aún más", dijo el secretario general de la ONU, António Guterres.

El 78.1% de las mujeres que trabajan lo hacen en empleos de baja productividad, según la Cepal. Entre un 60 y un 80% de la producción de alimentos procedente de la agricultura familiar es realizada por mujeres, según la FAO, que añadió que solo un 27% de los propietarios de tierras destinadas a agricultura familiar son mujeres.

TRABAJO REMUNERADO

Un nuevo estudio publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Gallup, con relación a las mujeres en el trabajo en una encuesta en 142 países, revela que la mayoría, de hombres y mujeres, en todo el mundo prefiere que ellas tengan un trabajo remunerado.   

El 70% de las mujeres y el 66% de los hombres que contestaron al sondeo preferirían que las mujeres tuviesen un empleo remunerado, lo que representa a más del doble de quienes prefieren que las mujeres se queden en el hogar.