• Santiago de Chile |
  • |
  • |
  • AFP

La policía de los Carabineros de Chile, una institución hasta hace poco considerada incorruptible, investiga un desvío de fondos de al menos 12 millones de dólares en el que hay por el momento 15 involucrados.

"El monto (defraudado) bordea los 8.000 millones de pesos" (unos 12 millones de dólares), admitió este viernes el director general de la institución, Bruno Villalobos, ante la comisión de seguridad ciudadana de la Cámara de Diputados chilena.

Por el momento, hay "15 carabineros involucrados", admitió, antes de precisar que el número puede aumentar, ya que la investigación que realiza la propia institución está en desarrollo.

Entre los implicados en este millonario desfalco se encuentran un general, encargado de las finanzas, y un coronel, así como otros siete oficiales, que han sido desvinculados del servicio.

Otros dos implicados presentaron la renuncia voluntaria y la de otros cuatro se iba a concretar este viernes, según Villalobos, quien tampoco descarta que aumente la cantidad desfalcada.

Según la investigación, entre 2010 y 2015 se desvió dinero de cuentas de la institución a cuentas privadas mensualmente, en pequeñas cantidades que no llamaran la atención.

Villalobos aseguró que se trata de "plata de remuneraciones" de los efectivos de la institución, por lo que no se han dejado de "comprar vehículos o construir cuarteles" durante el tiempo que ha durado el esquema de desvío de dinero.

Según la investigación, el dinero habría sido transferido a cuentas personales de distintos carabineros, quienes devolvían una parte, repartían otra y se quedaban para ellos un 10%.

El fraude se originó en el departamento de Finanzas de la institución en Santiago, precisó Villalobos, quien aseguró que se habían enterado del caso a finales del pasado año, tras una investigación abierta por la fiscalía de Punta Arenas (sur) en octubre a raíz de una denuncia contra un general implicado.

"La primera información fue que era lavado de dinero procedente de droga", dijo el uniformado a los diputados que lo interrogaron este viernes.

Tolerancia cero

La fiscalía regional de Magallanes (sur) empezó a investigar el caso en octubre de 2016.

Villalobos, que anunció el pasado lunes la desvinculación de los primeros uniformados, ha dejado claro que "los culpables no tienen que presentar su renuncia, porque estando en retiro o en servicio activo se van a ir a la cárcel igual".

Desde el gobierno, la presidenta, la socialista Michelle Bachelet, también dijo el jueves que no "tolerará ningún tipo de corrupción".

A raíz de este caso, el alto mando de carabineros ha introducido medidas de transparencia por las que los oficiales tendrán que informar de sus bienes, los viajes al extranjero o los bienes de terceros que utilizan.

"Espero que con estas medidas de control podamos ir disminuyendo la vulnerabilidad", dijo a los diputados el máximo responsable de una de las instituciones más respetadas del país.

Sumados al golpe militar de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 desde el primer momento y conocidos por su historial represivo contra la oposición, siguen siendo cuestionados por sus métodos brutales contra las manifestaciones estudiantiles en plena democracia.