•   Riad  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El influyente vice príncipe heredero saudita Mohamed Ben Salman viajó este lunes a Estados Unidos donde se entrevistará esta semana con el presidente Donald Trump, anunció la agencia oficial APS.

El príncipe de 31 años, que es también ministro de Defensa, será el más alto cargo saudita en reunirse con el presidente estadounidense desde que asumió el cargo en enero.

Salman “se reunirá con el presidente Trump y varios responsables para abordar la consolidación de las relaciones bilaterales y cuestiones regionales de interés común”, según APS.

Segundo en el orden de sucesión al trono, el príncipe Mohamed, hijo del rey Salman, tiene fama de ser un reformista.

Elaboró un extenso plan de reformas denominado “Visión 2030” con el fin de diversificar la economía saudita y reducir su dependencia al petróleo, cuya caída de precios causó déficits presupuestarios y la adopción de una política de austeridad.

Con el tiempo se ha convertido en una de las figuras primordiales del reino donde acumula los cargos: ministro de Defensa, segundo vice primer ministro y consejero especial del rey.

Preside, además, el Consejo de Asuntos Económicos y Desarrollo, órgano que supervisa Saudi Aramco, la primera compañía productora de petróleo del mundo.

Las relaciones entre Arabia Saudita y Estados Unidos, aliados desde hace más de siete décadas, empeoraron bajo la administración Obama, sobre todo después de que Washington rechazara una intervención militar de envergadura en Siria.

Pero el ministro saudita de Relaciones Exteriores Adel al Jubeir dijo confiar en que la administración Trump se implicará más en la región, especialmente para contener a Irán, el gran rival de Arabia Saudita.

Riad acusa constantemente a Irán de entrometerse en los asuntos de los países árabes, incluido Yemen donde Teherán respalda a los rebeldes chiitas hutíes contra el gobierno reconocido por la comunidad internacional.

Estados Unidos provee armas y asesora a una coalición árabe dirigida por Riad, que ayuda militarmente al Gobierno yemenita.

La visita del príncipe Mohamed a Estados Unidos coincide con una gira de cerca de un mes del soberano saudita Salman por Asia, donde trata de incrementar las relaciones económicas con los países asiáticos.