•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las fuerzas iraquíes ayer siguieron avanzando frente al grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la parte occidental de la ciudad de Mosul, y se hicieron con el control de otros dos barrios de esta mitad de la urbe septentrional.

El comandante de las Operaciones Conjuntas, general Abdelamir Yaralá, dijo que las Fuerzas Antiterroristas recuperaron por completo el barrio al Yadida (Nuevo Mosul) y levantaron la bandera iraquí sobre sus edificios después de infligir pérdidas humanas y materiales a sus enemigos.

Ese cuerpo especial también consiguió hacerse con el control del barrio de Al Naft, después de dos días de intensos combates, añadió Yaralá.

Por otra parte, el comandante de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, dijo que las Fuerzas de Respuesta Rápida, cuerpo policial especial, se enfrentan a los extremistas en el barrio de Bab al Tub, en el centro de la mitad oeste de Mosul.

En ese distrito, se hicieron con el control del hotel Ashur, donde estaban apostados francotiradores del EI, después de que la coalición internacional liderada por EE. UU. bombardeara ese edificio.

Las fuerzas conjuntas iraquíes lanzaron la ofensiva sobre el oeste de Mosul el pasado 19 de febrero y desde entonces han recuperado un 50 por ciento de su superficie, esto es, unos 15 barrios.

Al mismo tiempo, las milicias progubernamentales Multitud Popular continuaron su campaña militar al oeste y sur de Mosul, donde repelieron un gran ataque del EI y mataron a 15 de sus miembros, según un comunicado del paraguas de grupos armados.       

Asimismo, descubrieron una fosa común en la que estaban enterrados 20 uniformados iraquíes en la comarca de Badush, a unos 25 kilómetros al oeste de Mosul, donde fue encontrada otra fosa con 500 cadáveres hace dos días.