•   Mosul  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las fuerzas iraquíes anunciaron este viernes haber reconquistado una mezquita y un mercado en el casco antiguo de Mosul, un objetivo estratégico para expulsar al grupo Estado Islámico (EI) del oeste de la ciudad norteña.

La policía federal y la fuerzas de intervención rápida, unidades de élite del ministerio del Interior, "retomaron el control de la mezquita de Al Basha (...) y del mercado de Bab al Saray en el casco viejo", declaró en un comunicado el teniente general de la policía federal Raed Chaker Jawdat.

La mezquita y el barrio se encuentran en los primeros metros de ese barrio situado en la orilla occidental del Tigris, el río que divide Mosul en dos.

Se espera que los combates sean feroces en el casco viejo, una zona muy poblada donde las calles estrechas dificultan el acceso de los vehículos blindados.

Las autoridades iraquíes, apoyadas por la coalición internacional antiyihadistas dirigidas por Washington, lanzaron el 17 de octubre una ofensiva para arrebatar la segunda ciudad de Irak al EI.

Tras haber retomado los barrios orientales a finales de enero, las tropas de Bagdad llevan a cabo, desde el 19 de febrero, una operación para adueñarse del oeste y ya han reconquistado barrios y edificios importantes, como la sede del Gobierno de la provincia de Nínive y la estación de trenes.

La caída de Mosul, último gran bastión del EI en el país, asestaría un duro golpe a la organización ultrarradical sunita, que se instaló en la ciudad en 2014.