•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía colombiana citó a interrogatorio a los gerentes de las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos en 2010 y 2014, y del opositor Óscar Iván Zuluaga, su rival en esta últimas, como parte de las investigaciones por el ingreso de dineros de la constructora brasileña Odebrecht.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, dijo a periodistas que fueron llamados Santiago Rojas, gerente de campaña de Santos en 2010 y actual jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN); Roberto Prieto (2014), y David Zuluaga, que dirigió la de su padre, Óscar Iván Zuluaga, rival del presidente en las elecciones hace tres años.

Según Martínez, la decisión de llamar a declarar a los tres gerentes de campañas la tomó la “fiscal de conocimiento” y añadió que las diligencias se “comenzarán a realizar a partir de esta misma semana”.

Con esta diligencia la fiscal que lleva el caso “busca acopiar más información con el objetivo de evaluar las conductas”, agregó.

Los testimonios de los tres ejecutivos darán luces a la Fiscalía sobre la forma en que Odebrecht logró permear las dos últimas campañas presidenciales en Colombia.

El llamado a interrogatorio no significa que los tres sean vinculados al proceso penal por el escándalo de Odebrecht. Prieto fue vinculado al escándalo de los sobornos por el exsenador Otto Bula, detenido en febrero pasado, quien en una declaración ante la Fiscalía dijo que de los 4.6 millones de dólares que recibió como coimas de la constructora, un millón de dólares tenía como destino al gerente de la campaña de Santos en 2014.

En una entrevista que dio la semana pasada a Blu Radio, Prieto negó las acusaciones de Bula y reveló que en la campaña de Santos de 2010, en la cual también participó, Odebrecht pagó en Panamá 400,000 dólares por la impresión de dos millones de afiches del entonces candidato.

Rojas, por su parte, ha negado que a la campaña de 2010 fuera reportada la contribución citada por Prieto para el pago de los afiches. En el caso de Zuluaga, del partido opositor Centro Democrático, ha negado que la constructora brasileña asumiera gastos de su campaña electoral en 2014.