•   Perú  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las muertes a causa de lluvias, inundaciones y avalanchas en Perú suman 78 desde enero -una treintena en la última semana-, según informó el martes el Gobierno, mientras las zonas afectadas están amenazadas por enfermedades como la leptospirosis.

De acuerdo con el último reporte oficial del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), además de los fallecidos, se registran 101,104 damnificados -que lo perdieron todo- y 643,216 afectados -con daños parciales o menores- y más de 141 mil viviendas dañadas. 

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, visitó las regiones de Piura y La Libertad, muy afectadas por los 'huaicos', como se conoce en Perú a las avalanchas de piedra y lodo que vienen desde Los Andes a la costa, tras las fuertes lluvias.

Las inundaciones registradas en Lambayeque en los últimos días hacen que el agua estancada sea un foco infeccioso y criadero del mosquito Aedes-Aegypti, transmisor del dengue, chicunguña y zika.

El lunes se confirmó la muerte de una mujer de 49 años, víctima de dengue. El Gobierno ha iniciado campañas agresivas de fumigación en los territorios afectados.

Emergencia sanitaria 

Se han fumigado unas 250,000 viviendas de 370 distritos considerados bajo emergencia sanitaria en el país, según el Ministerio de Salud.

Las malas condiciones de salubridad generaron además el primer brote de leptospirosis en Olmos, Lambayeque (norte), debido a la gran cantidad de agua empozada. "Es una enfermedad que muchas veces se cura sola, no ocasiona muerte, pero sí afectaciones directas al riñón, a los pacientes con este mal se les está brindando tratamiento con antibióticos", dijo Pedro Cruzado Puente, gerente regional de Salud.

La enfermedad es transmitida a través del contacto con aguas contaminadas y la orina de roedores. "Los brigadistas están en las zonas afectadas buscando las poblaciones de ratas y coordinando con los municipios para mejorar las condiciones de salubridad!", agregó a radio RPP.

En una entrevista con CNN, el gobernante exhortó al mundo a "trabajar todos los países en este tema del calentamiento global. Si eso sigue, lo del Perú será un preludio de lo que pasará en Miami, Nueva York, en Asia con los océanos que suben, tifones y huracanes".

Lea: Nicaragüenses pueden ayudar a damnificados por inundaciones en Perú

Alerta se mantiene

El informe oficial publicado por el Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COEN),  señaló que se mantiene la situación de alerta ante el posible desbordamiento de ríos en varias regiones y que han sido cerrados 23 puertos por el oleaje anómalo que se presenta en el litoral peruano.

El COEN confirmó que el Ministerio de Educación decidió ampliar hasta el próximo lunes la suspensión de clases en las escuelas e instituciones de educación superior de Lima Metropolitana.

El Ministerio de Salud, por su parte, descartó la presencia de casos de ántrax o carbunco en la región Piura, una de las más golpeadas por las inundaciones, mientras que representantes del Ministerio de Cultura entregaron víveres y artículos de primera necesidad a damnificados en Lima y en Chincha, en la región de Ica.

El ministro de la Producción, Bruno Giuffra, también se reunió con más de medio centenar de empresarios peruanos para pedirles que se sigan sumando a la campaña de ayuda humanitaria #UnaSolaFuerza.

Giuffra dijo que ya se ha entregado más de 227 toneladas de ayuda a los damnificados y agregó que las empresas, en conjunto, han recolectado más de 500 toneladas de víveres, agua y ropa, que se han enviado por vía marítima a las regiones más afectadas, ante los daños que han sufrido las carreteras. El Ministerio de Relaciones Exteriores recordó, a su turno, que las embajadas y los consulados de Perú en el mundo han abierto cuentas bancarias para recibir donaciones.

La prioridad para el Gobierno es reabrir el tránsito por la carretera Panamericana Norte, así como restablecer la distribución de agua mediante la rehabilitación del canal de Chavimochic, que ha sido dañado seriamente.

Venezuela, Colombia, Ecuador, Chile y Paraguay han enviado su aporte, mientras en las próximas horas llegará desde Argentina, Brasil y Uruguay.

También: Ciudad presa en una cárcel de lodo tras lluvias en Perú