• Washington |
  • |
  • |
  • EFE

El Pentágono anunció el lunes que analizará más de 700 videos de ataques aéreos de la coalición en el oeste de Mosul, en Irak, para esclarecer informaciones que dan cuenta de gran número de civiles muertos.

Ante las crecientes preocupaciones sobre el aumento del número de civiles fallecidos en los combates en Irak y en Siria, el coronel J.T. Thomas, un portavoz del comando militar estadounidense, declaró que el ejército de su país acuerda gran importancia a esta investigación.

Según el gobernador de la región, Nawfal Hammadi, "más de 130 civiles" resultaron muertos tras ataques aéreos que se prolongaron varios días en el barrio al-Jadida de Mosul, en especial durante un bombardeo particularmente mortífero realizado el 17 de marzo.

Investigadores estadounidenses examinan igualmente el ataque que habría afectado a una escuela en Mansura, cerca de Raqa, en Siria, el 21 de marzo, y otro a un edificio adyacente a una mezquita el 16 de marzo en Al-Jineh, en la provincia siria de Alepo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) asegura que 33 personas murieron en el bombardeo de Mansura y 49 en Al-Jineh, donde los militares estadounidenses afirman haber tomado como blanco a una reunión de dirigentes de Al Qaida.

El coronel J.T. Thomas dijo que esta investigación es "la prioridad del momento" para el comando central estadounidense.

Los investigadores estudian más de 700 videos tomados durante los ataques aéreos en esta zona de Mosul en un período de diez días en torno al 17 de marzo, dijo, y aseguró que las bombas empleadas por la coalición son "bastante precisas".

"Todavía no llegamos a conclusiones específicas", agregó.

Se negó por otro lado a referirse a una eventual disminución de las precauciones de los militares estadounidenses en los ataques a grupos yihadistas en Irak y en Siria desde la llegada al gobierno de Donald Trump.