AFP
  • Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó este lunes en Washington a una "facción minoritaria" de países de la Organización de Estados Americanos (OEA) de proponer "acciones injerencistas" contra el Gobierno de Caracas.

Ante el Consejo Permanente de la OEA, Rodríguez denunció "las graves acciones injerencistas que en esta organización vienen acometiendo tanto su Secretario General como una facción minoritaria de algunos países de nuestra región".

Para este martes 18 países, incluyendo México, Panamá, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Uruguay, pidieron una reunión extraordinaria en el Consejo Permanente a fin de "discutir la situación" de Venezuela, sumida en una crisis institucional y económica.

Se prevé que los países debatan entonces el último informe del secretario general, Luis Almagro, sobre la situación en Venezuela, en el que denunció la existencia de "presos políticos" y una crisis de medicamentos y alimentos, y sugirió suspender de la OEA al país en caso de que no convoque en breve a elecciones generales "libres".

Según la ministra venezolana, esas acciones buscarían "crear el ambiente en la comunidad internacional de que algo grave ocurre en Venezuela que justifique la intervención en todas sus condiciones" en su país.

"Almagro es un mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario, traidor de todo lo que representa la dignidad de un diplomático latinoamericano", zanjó Rodríguez, sentada a la izquierda del diplomático uruguayo.

Pide suspensión

El Gobierno de Venezuela solicitó este lunes suspender el debate previsto para hoy, acusando a Estados Unidos de dirigir una campaña de "acoso" contra el presidente Nicolás Maduro.

"Venezuela, ante los graves e irregulares acontecimientos que se vienen desarrollando contra el Estado venezolano en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), se ha dirigido al presidente del Consejo Permanente para solicitar la suspensión de la sesión", señaló este lunes un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.

La Cancillería alega que la cita fue convocada "sin contar con el consentimiento debido del Gobierno venezolano, tal como está contemplado en las normas".

Lea además: Los basureros son campos de batalla para quienes tienen hambre en Venezuela

El presidente venezolano Nicolás Maduro, rechazó el debate previsto para el martes en conversaciones telefónicas con sus homólogos de México, Enrique Peña Nieto, y Panamá, Juan Carlos Varela, según Caracas.

Pero el respaldo de 18 países, -una mayoría del total de 35 países miembros de la OEA- garantiza que el debate sea aprobado.