Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Cada vez más estadounidenses se definen como agnósticos o ateos, y actualmente son 15% de los adultos, cifra que se ha duplicado desde 1990, en un país donde 76% de los ciudadanos se dicen cristianos, y en el que los evangélicos son siempre más numerosos, según un estudio universitario.

La investigación sobre 54,000 adultos, conducida por la Universidad Trinity College (Connecticut, noreste) en 2008, es la tercera de este tipo desde 1990. La segunda data de 2001.

El estudio muestra un retroceso del cristianismo: 76% de los estadounidenses se dicen cristianos en 2008, contra 86.2% de 1990.

Los protestantes siguen siendo apenas mayoritarios, con 50.9% de ellos repartidos en varias grandes confesiones (bautista, metodista, luterana), contra 60% de hace 18 años.

Los católicos son la primera comunidad religiosa en constante progresión numérica, a causa de la inmigración hispana (57 millones en 2008 contra 46 millones en 1990), aunque en proporción también muestran un ligero retroceso de 25.1% contra 26.2%.

Los católicos, tradicionalmente mayoritarios en el noreste debido a la histórica inmigración irlandesa --en particular en Massachusetts, Connecticut y Rhode Island--, vieron reducido su número notablemente en esta región: 36% de los adultos respecto a 50% en 1990.