•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE / AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, convocó este viernes a los poderes públicos para zanjar diferencias en torno a fallos mediante los cuales el máximo tribunal asumió las competencias del Parlamento de mayoría opositora y retiró la inmunidad a los diputados.

"Asumo, a través del diálogo y la Constitución, la tarea de resolver hoy mismo el 'impasse' que ha surgido entre el Ministerio Público y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y convoco al Consejo de Seguridad de la Nación para hoy mismo en la noche para deliberar y sacar una resolución", dijo Maduro, luego de que la fiscal general Luisa Ortega declaró que se había producido una "ruptura del orden constitucional".

Sin embargo, el mandatario negó que en Venezuela se haya dado una "ruptura del orden constitucional" y aseguró que hay plena vigencia de la Constitución.

"En Venezuela hay plena vigencia de la Constitución, de los derechos civiles y políticos, de los derechos humanos y del poder popular", dijo en un acto con sus seguidores.

Para Maduro, la única ruptura del orden constitucional ocurrió en 2002 cuando la oposición encabezó el "golpe de Estado" del 11 y 12 de abril de ese año contra Hugo Chávez.

"En Venezuela la única ruptura del orden constitucional la encabezó y la protagonizó la derecha fascista que controla la Asamblea Nacional, el 11, 12 y 13 de abril del año 2002, y la avaló el secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la OEA (Organización de estados Americanos) entonces", aseguró.

El jefe de Estado venezolano se refirió a la "discrepancia" e "impasse" que ocurrió hoy entre la Fiscalía General y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), luego de que este último publicara el miércoles una sentencia en la que asume las competencias del Parlamento, alegando que este persiste en "desacato".

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, afirmó que dicha sentencia representa una "ruptura del orden constitucional" en el país.

En ese sentido, Maduro indicó que desconocía que el TSJ iba a sacar una sentencia como esa y que además tampoco tenía conocimiento de que la fiscal tomaría esa posición, una situación que, ironizó, sirve para demostrar que en Venezuela "hay una dictadura".

"En Venezuela hay Poderes Públicos legítimos, constitucionales, y cada poder actúa ajustado a la Constitución y su consciencia, yo actuó de acuerdo a los mandatos de la Constitución y del TSJ, si no estoy de acuerdo con alguna parte de alguna sentencia acudo, a través de la Procuraduría General, y pido aclaratoria", dijo.

Por ello, aseguró que en Venezuela todos los poderes están en "pleno uso de sus facultades" y rechazó los señalamientos de que no hay democracia en el país.