•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, dijo ayer que cifras preliminares indican que unas 200 personas murieron y otras 200 resultaron heridas, en una declaración en Mocoa, a donde llegó la mañana de ayer para supervisar las operaciones de socorro tras la tragedia causada por un fuerte aguacero que la noche del viernes hizo desbordar los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulatos.

En su declaración, Santos dijo que "infortunadamente es posible que el número de víctimas aumente" porque hay mucha gente todavía desaparecida, si bien no facilitó una cifra al respecto ya que señaló que todavía se están haciendo recuentos.

"Todavía no lo tenemos (el número de desaparecidos), pero el número de fallecidos, la rapidez con que ha crecido ha sido impresionante. Eso le parte a uno el corazón, por eso lo que estamos haciendo es ir a esas familias y decirles aquí estamos", agregó Santos.

Un boletín preliminar de la Cruz Roja Colombiana (CRC) reportaba además "400 heridos y 220 desaparecidos", tras la avalancha que se generó sobre las 23H30 locales del viernes por el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco en el selvático departamento de Putumayo.

Preguntado el  presidente Santos, acerca de si se puede descartar una nueva avalancha, dijo que no es responsable negar esa posibilidad, pero afirmó que piensan que "las lluvias no van a ser tan intensas como ayer", lo que limita la posibilidad de que haya más aludes.

"Hacía más de 25 años que no llovía de forma tan intensa, son fenómenos que se repiten cada mucho tiempo", agregó Santos que hizo un llamado a la calma.

En este sentido comentó que en este momento hay 10 niños en Mocoa que están bajo la autoridad del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que todavía no han encontrado a sus familias y se encuentran en la sede de la entidad, donde reciben atención.

El gobernante achacó la catástrofe, que calificó como "producto de la naturaleza", al cambio climático y destacó que ayer llovió en Mocoa cerca de un 45% de lo que normalmente llueve en un mes.

Más: Los deslizamientos de tierra más mortales en el mundo desde 2010

Asimismo, detalló que la mitad del departamento está sin luz, por lo que las autoridades han dispuesto una serie de plantas para que haya acceso a la energía.

También comentó que existe un problema con el agua puesto que las tomas fueron destruidas y han dispuesto de 20 carrotanques para que lleven agua a la ciudad.

La tragedia en Mocoa se produjo la noche del viernes, cuando un fuerte aguacero aumentó el caudal de los ríos Mocoa y de sus afluentes Sangoyaco y Mulatos, cuyo desbordamiento provocó una avalancha de agua y piedras que se llevó todo lo que encontró a su paso. Mocoa, un caluroso municipio en plena Amazonía y de unos 40,000 habitantes, se encuentra sin fluido eléctrico y sin agua. Las imágenes difundidas por los socorristas son impactantes: calles cubiertas de lodo, soldados cargando niños, gente llorando, vehículos destrozados y residuos en las vías.

"Hay mucha gente en las calles, mucha gente damnificada, muchas casas caídas", dijo a la AFP vía telefónica Hernando Rodríguez, un pensionado de 69 años.

Según este residente de Mocoa, "la gente no sabe qué hacer" porque "no había preparación" para una catástrofe así. "Apenas nos estamos dando cuenta de lo que nos pasó", añadió.

"CALAMIDAD PÚBLICA"  Unos 10 niños fueron rescatados con vida.

Ante la magnitud de lo ocurrido, Santos declaró la "calamidad pública" para "agilizar" las operaciones de rescate y ayuda, según escribió en Twitter.

La tragedia es de "gran dimensión", afirmó a AFP el director general de Socorro de la CRC, César Urueña, al reportar la "velocidad impresionante" en que sube el balance de muertos y heridos.

Te puede interesar: Huir o morir en el deslizamiento de tierra de un vertedero de Etiopía

Urueña explicó que el afluente del río se mezcló con lodo y "materiales" de las calles, como residuos y basuras, y provocó el desastre.

La ola invernal en Sudamérica no solo ha afectado a Colombia. Perú viene soportando desde principios de año lluvias y avalanchas que hasta el momento dejan 101 muertos y más de un millón de damnificados. "Es una tragedia sin precedentes, (hay) cientos de familias que aún no encontramos, barrios desaparecidos", dijo la gobernadora de Putumayo, Sorrel Aroca, a W Radio.

Las aguas se llevaron por delante varias viviendas, postes de energía, vehículos, árboles y destruyeron al menos dos puentes, agregó el Ejército, cuyos soldados apoyan las labores de rescate y socorro.

"La situación de Mocoa es dramática. Invocamos la solidaridad de toda Colombia", escribió en Twitter el viceministro del Interior, Guillermo Rivera.

Además: Un deslizamiento de tierra deja 41 desaparecidos en China