•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea tratarán hoy  en un consejo en Luxemburgo la situación en Siria dos días antes de que Bruselas acoja una conferencia para abordar el apoyo de la comunidad internacional al futuro del país en guerra, en el que la UE exige que se cumpla una transición política.

El Consejo de Ministros abordará la estrategia para Siria presentada a mediados de marzo por la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en la que la UE se muestra dispuesta a seguir apoyando a la población y a respaldar la reconstrucción del país si tiene lugar una transición "genuina e inclusiva", con el "fortalecimiento de la oposición política".

La UE no llega a hacer referencia en este documento al papel que el presidente sirio, Bachar al Asad, debe jugar en el proceso, pero sí aclara que mantendrá sus sanciones contra personalidades y entidades que apoyen al régimen "mientras continúe la represión de civiles".

Países como el Reino Unido y Francia han sido tajantes al señalar que Asad no debe formar parte del futuro del país.
Las discusiones de los ministros servirán de base para la conferencia internacional sobre Siria que tendrá su plato fuerte el 5 de abril en Bruselas, copresidida por la UE, la ONU, Alemania, Kuwait, Noruega, Qatar y el Reino Unido y precedida por sesiones temáticas que se celebrarán la víspera.

"Hay que distinguir entre reconstrucción y estabilización (...) Queremos dejar claro que mientras no haya un proceso político inclusivo, democrático, que establezca las líneas generales de una paz democrática en Siria, la UE no va a pagar la reconstrucción", indicaron fuentes diplomáticas.

Más a corto plazo, señalaron la necesidad de "estabilización" para permitir vuelta de refugiados al país.

Los ministros también tienen previsto aprobar unas conclusiones sobre el conflicto en Yemen que enfrenta a los rebeldes hutíes con el Gobierno y que empieza a convertirse en una "crisis olvidada", a pesar de que entraña una situación humanitaria "dramática" con dos millones de personas en "extrema urgencia alimentaria", dijeron otras fuentes diplomáticas.

La UE respalda la mediación de la ONU en la crisis como "canal de negociación único", que el acceso de la ayuda humanitaria llegue "sin obstáculos" a los más necesitados y que el país prosiga la lucha contra el terrorismo.

Igualmente, harán un balance de la crisis en Libia, donde fuentes diplomáticas consideraron que el acuerdo político en el país que dio pie a un gobierno de unidad puede "reajustarse" para ser "más inclusivo" e incorpore además al mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país.