•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE. UU., Donald Trump, aseguró este domingo que los republicanos continúan en conversaciones para reemplazar la reforma sanitaria aprobada en 2010 por el expresidente Barack Obama, conocida como "Obamacare", un objetivo que "no está muerto" a pesar del fracaso legislativo de finales de marzo.

"Cualquiera (especialmente los medios de comunicación falsos) que crea que la derogación y el reemplazo de "Obamacare" está muerto, no conoce el amor y la fuerza que hay en el partido R" (republicano), escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

"Las conversaciones para derogar y reemplazar "Obamacare" están y han seguido en curso y continuarán hasta el momento en que, con suerte, se alcance un acuerdo", añadió Trump.

El proyecto de ley republicano para acabar con "Obamacare" y reemplazarlo por otro sistema fue retirado el pasado 24 de marzo, antes de llegar a votarse siquiera en la Cámara de Representantes, ante la falta de apoyos de ciertas facciones conservadoras.

Trump aseguró ese día que estaba "abierto" a intentar otra reforma de salud en el futuro, y pronosticó que este mismo año habría una "explosión" en el sistema establecido por la reforma sanitaria de Obama, con una fuga de las aseguradoras o un aumento desorbitado en los precios de las primas de los seguros médicos.

El mandatario confió en que, cuando eso ocurra, la oposición demócrata acceda a trabajar con él para cambiar el sistema de salud.

El vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, también aseguró este sábado, durante un discurso en Columbus (Ohio), que "ahora mismo, hay miembros del Congreso trabajando para diseñar legislación que permitirá el fin de 'Obamacare'".

No obstante, la derrota del primer proyecto republicano para reemplazar ese sistema ha agudizado las tensiones entre la Casa Blanca y la facción ultraconservadora del partido, conocido como el Freedom Caucus (Caucus de la Libertad).

Trump amenazó este jueves con hacer campaña contra esos congresistas de cara a las elecciones legislativas de 2018 si ese grupo no apoya su programa.