•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El candidato oficialista a la Presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, logra el 51.16 % de los votos cuando se ha escrutado el 98.96 por ciento de los sufragios depositados el domingo en las urnas, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

De acuerdo con los datos oficiales, el opositor Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO, de centroderecha), tiene el 48.84 por ciento de los votos.

Con ese porcentaje escrutado, Moreno, del movimiento izquierdista Alianza País (AP) mantiene una ventaja de más de 228,000 votos al haber obtenido, por el momento, 5,040.360 votos frente a 4,811.838 votos de Lasso.

Unos 1.,8 millones de electores fueron convocados a las urnas el domingo para designar al sucesor del presidente Rafael Correa, que dejará el cargo el próximo 24 de mayo.

A la OEA

La noche del doming, Lasso anunció que los asesores legales de su candidatura "presentarán en el menor tiempo posible todas las objeciones" ante las supuestas irregularidades en las elecciones.

El candidato de Creando Oportunidades (CREO) expresó su desconfianza por el hecho de que la diferencia entre las encuestas a boca de urna y los resultados oficiales haya llegado a "ocho puntos, como mañosamente (con trampa) pretenden presentar".

"No podemos permitir que se pretenda violentar la voluntad popular", aseguró en una comparecencia ante sus seguidores.

Lasso también señaló que informó de la situación al jefe de la misión de observación de la OEA, el expresidente dominicano Leonel Fernández.

Invitó a sus seguidores y simpatizantes a actuar de forma pacífica, pero "firme" en sus protestas, "que son legítimas en democracia", dijo.

"Yo creo que se ha cruzado una línea", consideró el opositor, quien insistió en que se pretende "abusar de la voluntad popular" e instalar "un gobierno ilegítimo en Ecuador".
 

¿Quién es Moreno?

Lenín Moreno, vencedor de las presidenciales ecuatorianas del domingo según los últimos datos oficiales, encarna un nuevo estilo para gobernar, basado en el diálogo y el rechazo a la confrontación, a la que nunca rehuyó el gobernante Rafael Correa, siempre crítico con la oposición, los ricos y el "viejo país".

Moreno, de 64 años, afirma que seguirá la línea del presidente saliente pero aplicará cambios en el estilo y trabajará en favor de "los más olvidados de entre los olvidados".



Su rechazo al choque frontal le llevó a desestimar, durante la campaña electoral, propuestas para mantener debates electorales con su contendiente, el opositor Guillermo Lasso, y a ofrecerse, en cambio, para conversaciones e intercambios de ideas en los que dar a conocer las propuestas de gobierno de ambos aspirantes.

Moreno acostumbra a bromear con quienes le rodean y a menudo hace chistes en sus intervenciones públicas que, en ocasiones, finaliza entonando canciones, pues la música es una de sus aficiones.

Desde 1998 se desplaza en silla de ruedas, ya que quedó parapléjico a causa de un disparo que sufrió durante un asalto, suceso que le llevó a orientar su vida en favor de las personas con discapacidad.

Todo sobre las elecciones en Ecuador