•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El embajador boliviano en la OEA, Diego Pary, actual presidente del Consejo Permanente del ente continental, anunció la suspensión este lunes de una reunión extraordinaria para evaluar la crisis institucional en Venezuela.

"Está suspendida", dijo Pary a periodistas, poco después de asumir formalmente las riendas del Consejo en la sede de la Organización de Estados Americanos, en Washington.

Este sábado, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, anunció que los cancilleres americanos se reunirán esta semana en la OEA para "tomar una posición sobre la Carta Interamericana".

Fuentes diplomáticas explicaron a Efe que se ha acordado que sean los cancilleres, y no los embajadores en la OEA, los que voten la aplicación de la Carta a Venezuela.

Tanto para convocar la reunión de cancilleres como para que se inicie el proceso de la Carta son necesarios 18 votos, la mayoría simple de los 35 Estados miembros.

La Carta es un instrumento jurídico creado por unanimidad en 2001 como garante de la democracia en la región e incluye en su artículo 20 un proceso gradual de gestiones diplomáticas "para promover la normalización de la institucionalidad democrática" en el Estado afectado que, de fracasar, podría llevar a la suspensión del ente.

Por el momento, el grupo de alrededor de 20 países (el número varía ligeramente en función de lo que se vota) que quiere presionar al Gobierno venezolano contempla solo la suspensión como "último recurso" y prefiere agotar la vía diplomática.