•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Estados Unidos condenó hoy el "reprobable" supuesto ataque químico en Siria que causó al menos 58 muertos en la localidad de Jan Shijún y alertó de que "no puede ser ignorado".

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, subrayó ante los periodistas que los "actos atroces" del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, son consecuencia de la "debilidad" mostrada por el Gobierno del exmandatario estadounidense Barack Obama. 

Lea: Al menos 14 niños mueren en bombardeos aéreos en el noroeste de Siria

 Los responsables del ataque con armas químicas a un bastión rebelde en Siria, en el que murieron 58 personas, tendrán que "rendir cuentas", advirtió el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

"Informaciones horrorosas de ataque con armas químicas en Idlib, Siria. El incidente debe ser investigado y sus autores rendir cuentas", escribió el ministro en la red social Twitter.

Poco antes, Francia solicitó una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, del que el Reino Unido es también miembro permanente, y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, señaló al régimen de Bashar Al Asad como responsable.

"La principal responsabilidad allí recae en el régimen, porque tiene la responsabilidad de proteger a su gente y no de atacarla", dijo en un encuentro con periodistas la canciller europea.

Entre los muertos en el ataque perpetrado en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, hay 11 niños, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).