•   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La expresidenta argentina Cristina Kirchner fue inculpada este martes junto a sus hijos de asociación ilícita y lavado de activos, con embargo de bienes y prohibición de salir del país, quedando judicialmente cercada en un año electoral.

El revés ocurre en momentos en que sus seguidores le reclaman que vuelva al ruedo político y se presente a las elecciones legislativas de octubre como gran rival del partido oficialista de Mauricio Macri. 

El juez Claudio Bonadio, además de inculparla por corrupción, ordenó un embargo por 130 millones de pesos argentinos (poco más de 8 millones de dólares) en el caso judicial conocido como Los Sauces, nombre de la empresa familiar, precisó el Centro de Información Judicial (CIJ).

Este es el caso que más complica a Kirchner, que antes de ejercer la presidencia de Argentina, entre 2007 y 2015, ocupó cargos como diputada y senadora nacional.

Cuarta acusación

Se trata de la cuarta inculpación judicial que sufre Kirchner desde que dejó el Gobierno en diciembre de 2015.

"Bonadio, desde las dependencias del Poder Ejecutivo en (los tribunales) Comodoro Py --y a quien Mauricio Macri obviamente no considera mafioso-- dicta el segundo procesamiento por asociación ilícita contra CFK", escribió la expresidenta en la red social Twitter.

Agregó que "ahora --como la situación económica empeora--", el juez "le agrega a hijos, escribanos, contadores" a la causa en lo que considera una "puesta en escena" orquestada desde el gobierno de Macri.

El magistrado también prohibió la salida del país de los procesados: la exmandataria, sus hijos Máximo y Florencia, y los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez. 

Según la resolución, Kirchner, de 64 años,  fue procesada como "autora penalmente responsable" de los delitos de "asociación ilícita en calidad de jefe en forma real con el delito de lavado de activos de origen ilícito agravado por su habitualidad" y de negociaciones incompatibles con su calidad de funcionaria.

Florencia y Máximo Kirchner fueron procesados por formar parte de una "asociación ilícita", en tanto los empresarios López, Báez, Fabián De Sousa y Osvaldo Sanfelice fueron inculpados en calidad de "organizadores".