•   Estrasburgo, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Eurocámara adoptó este miércoles sus exigencias para las negociaciones del brexit, rechazando un eventual acuerdo sobre la futura relación con Reino Unido especialmente comercial, antes de su salida efectiva de la Unión Europea (UE).

"Vuestro voto será decisivo para decidir las condiciones de la futura salida", advirtió al inicio de la sesión plenaria celebrada en Estrasburgo (noreste de Francia) el presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani.

Por 516 votos a favor, 133 en contra y 50 abstenciones, el Parlamento aprobó esta resolución que sigue las prioridades avanzadas por la Comisión y el Consejo europeos: factura de salida, derechos de los ciudadanos y frontera entre Irlanda y la británica Irlanda del Norte.

De interés: Director de OMC: el Brexit y Trump, un rechazo al “establishment”

El mensaje principal es, no obstante, su apuesta por un divorcio ordenado con Reino Unido. Para los diputados, sólo podrá cerrarse la futura relación entre ambos cuando los británicos se hayan marchado, aunque abren la puerta a un periodo transitorio de tres años tras el Brexit.

"Cuanto más pronto nos pongamos de acuerdo sobre los principios de una salida ordenada, más pronto podremos preparar nuestras futuras relaciones", apuntó ante los eurodiputados el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier.

Esta posición defendida por los europeos choca con la expresada por la primera ministra británica, Theresa May, quien abogó el pasado miércoles por acordar los términos de la futura relación con la UE "junto a los de la retirada", tras activar oficialmente el proceso de divorcio de hasta dos años de duración.