•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE / AFP

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, fustigó este miércoles a Rusia por fracasar en controlar a su aliado sirio después de un presunto ataque con armas químicas, que dejó decenas de muertos, incluidos niños.

"¿Cuántos niños más tienen que morir antes de que Rusia actúe?", dijo Haley durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad, convocada para debatir sobre el supuesto ataque con armas químicas en la provincia de Idlib.

"Si Rusia tiene en Siria la influencia que dice tener, necesitamos ver que haga uso de ella", agregó. "Necesitamos ver que pongan fin a estos actos horribles".

Haley se puso de pie en la cámara del Consejo para mostrar dos fotografías de víctimas del ataque del martes en el pueblo de Jan Sjeijun.

"Miren esas fotos", urgió.

La reunión de emergencia del Consejo de Seguridad fue convocada a pedido de Francia y Gran Bretaña tras el ataque que dejó al menos 72 muertos, de ellos 20 niños, el peor en Siria desde un ataque con gas sarín en 2013.

Londres, París y Washington presentaron un proyecto de resolución para condenar el presunto ataque químico y exigir una completa investigación lo antes posible.

Pero Rusia dijo que el texto era "categóricamente inaceptable".

La diplomática agregó que su país podría tomar por su cuenta medidas en respuesta a este ataque si continúa el bloqueo en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Cuando la ONU fracasa repetidamente en su deber de actuar de forma colectiva, a veces los Estados nos vemos forzados a emprender nuestra propia acción", señaló Haley.