•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, recibirá este jueves en la sede del organismo en Washington al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Julio Borges.

"He invitado al presidente de la AN #Venezuela @julioborges a @OEA_oficial para dialogar y así conocer directamente la situación del parlamento", anunció Almagro en su cuenta de la red social Twitter.

La reunión llega una semana después de que Almagro calificara de "autogolpe de Estado" la decisión del Tribunal Supremo de asumir las facultades de la Asamblea Nacional, algo sobre lo que el alto tribunal dio marcha atrás el pasado sábado.

Lea: Ministro de Defensa de Venezuela dice que Almagro "debe renunciar" a la OEA

El encuentro con Almagro tendrá lugar hoy a las 11.00 hora local en la sede de la OEA y después Borges mantendrá reuniones en el Congreso de EE. UU., informó a Efe un portavoz suyo.

El mensaje que Borges quiere trasladar a Almagro es que "los cientos de miles de venezolanos que se han manifestado en las calles del país contra el golpe de Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) y a favor de elecciones, representan el deseo de cambio que crece en todo el país", según una declaración suya remitida hoy a Efe.

Solidaridad

"El mensaje que traigo a la OEA y a toda la comunidad internacional es que los venezolanos no dejaremos de luchar por nuestra democracia, pero ante una dictadura empecinada en mantener el poder a cualquier costo, necesitamos más que nunca el apoyo y la solidaridad del mundo para lograr un cambio pacífico y constitucional", agrega la nota.

En los últimos días han visitado la OEA varios líderes opositores venezolanos: el gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, y los diputados opositores Luis Florido y Williams Dávila.

Los dos últimos estuvieron presentes en la sesión del lunes en la OEA donde se aprobó una resolución en la que se declara que en Venezuela "hay una grave alteración del orden constitucional" y se insta a Maduro a "restaurar la plena autoridad" de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Venezuela, Bolivia y Nicaragua consideraron ayer un "fraude jurídico y procesal" esa resolución y la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, prometió llevarla ante "otras instancias internacionales", sin precisar cuáles.

Además: Parlamento venezolano inicia proceso que busca destituir a magistrados

Los tres países, socios en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), enviaron a altos representantes de su política exterior a la OEA para denunciar la reunión que se celebró el lunes sobre Venezuela, pese a que Bolivia, que ostenta la presidencia de turno del Consejo, la había suspendido por la mañana.