•   Estambul, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El agente químico utilizado en el ataque contra la ciudad de Jan Shijún en el noroeste de Siria el martes pasado es gas sarín, aseguró hoy el ministerio de Sanidad turco en un comunicado.

"Según los primeros resultados de los análisis, se han detectado en los pacientes síntomas que hacen pensar que han estado expuestos a sustancias químicas (sarín)", precisa el texto, al describir los resultados de las autopsias de tres pacientes fallecidos en Turquía.

Un total de 31 heridos en el ataque fueron trasladados desde Jan Shijún, en la región de Idleb, a hospitales turcos en la provincia fronteriza de Hatay, y "tres de ellos, que estaban gravemente heridos, perdieron la vida", señala el comunicado, disponible en la web del Ministerio.

Lea además: Ataque en Siria dejó 27 niños muertos y más de 500 heridos

Horas antes, el ministro de Justicia turco, Bekir Bozdag, afirmó que la autopsia demostraba el uso de armas químicas, pero no había especificado la sustancia usada.

"La autopsia se hizo en presencia de autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)", subraya el comunicado, agregando que la OPAQ llevará muestras de las víctimas a La Haya, donde tiene su sede, para analizarlas allí.

"Lo primero que se ha descubierto en la autopsia son edemas en el pulmón, aumento del peso del pulmón y hemorragias en el pulmón. Esta constatación hace pensar que las heridas están relacionadas con el empleo de armas químicas", concluye el texto.

De interés: Rusia pide en la ONU una “completa” investigación sobre ataque en Siria

Un médico sirio, Sajer al Daiu, que atendió a los heridos en un hospital cercano a Jan Shijún, ya avanzó ayer a Efe en conversación telefónica que se trataba probablemente de gas sarín, dados los síntomas que presentaban los afectados.

El Gobierno turco condenó ayer la masacre, que atribuyó de forma expresa a las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, aunque éstas han negado toda implicación y acusan a los rebeldes.