•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una jornada de violentos disturbios vivió Caracas este jueves, con saldo de una veintena de heridos y varios arrestados, en el marco de una protesta de la oposición venezolana contra el presidente Nicolás Maduro.

El alcalde del municipio capitalino de Chacao, Ramón Muchacho, dijo que 19 personas recibieron atención médica por traumatismos, cortes, asfixia y una por quemaduras, pero están "fuera de peligro".

Sin embargo, Maduro, durante un encuentro con líderes religiosos, aseguró que "Venezuela está en paz, produciendo, trabajando, y pequeños focos violentos (...) fueron neutralizados y no lograron su objetivo: llenar de violencia a toda Caracas".

"Estamos derrotando una arremetida golpista de la derecha internacional y de la derecha fascista venezolana", añadió el mandatario socialista, quien luego encabezó otro acto en el que lució dicharachero.

La oposición convocó a una nueva protesta para el próximo sábado.

Los choques se desataron cuando una marcha, que congregó a unas 10,000 personas, cambió de rumbo para dirigirse al centro de Caracas y fue impedida de avanzar por un barrera metálica que más temprano había instalado la Guardia Nacional.

ABRIR JUICIO

Los opositores se concentraron en una autopista a la altura del barrio acomodado de Altamira, según el plan original, pero dirigentes como el excandidato presidencial Henrique Capriles pidieron luego movilizarse hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro.

Más: Cabello asegura que “ni con sangre” va a haber un cambio en Venezuela

Su intención era exigir al defensor del pueblo, Tarek William Saab, abrir un juicio para destituir a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por haberse adjudicado temporalmente las competencias del parlamento, de mayoría opositora.