•  |
  •  |
  • AFP

El papa Benedicto XVI aclara en una carta dirigida a todos los obispos del mundo las razones que le llevaron a levantar la excomunión en enero a cuatro integristas, entre ellos a un obispo que niega el Holocausto, según anuncia hoy la prensa italiana. La carta del Papa será divulgada en los próximos días, según el diario Il Foglio, habitualmente bien informado, que anticipa la noticia en primera página y publica párrafos enteros; y según especialistas, mañana.

En la misiva, el Papa reconoce que quedó muy "herido" por la "vehemencia" de las críticas que generó la decisión de levantar la excomunión a los obispos del movimiento ultraconservador fundado por monseñor Marcel Lefebvre, entre ellos el británico Richard Williamson, quien niega la existencia de las cámaras de gas nazis. "Quedé muy triste cuando supe que católicos, que en el fondo deberían saber mejor que otros cómo estaba la situación, me golpearon con hostilidad, listos al ataque", sostiene el rotativo que escribió el Papa.

En el texto, el Papa agradece a "los amigos judíos", los cuales contribuyeron a aclarar "el malentendido" y "reinstaurar una atmósfera de amistad y confianza". Según el diario, Benedicto XVI reconoce que "el alcance y los límites" de esa decisión "no fueron explicados en forma clara y lo suficiente" antes de reintegrarlos en la Iglesia. El jefe de la iglesia católica asegura que tomó la decisión pensando ante todo en "la unidad de los creyentes" y para evitar que los integristas, que cuentan con "491 sacerdotes, 215 seminaristas, 117 religiosos, 164 religiosas y miles de fieles" se fueran "a la deriva, lejos de la Iglesia".