•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, formuló este jueves una advertencia directa a Corea del Norte, al afirmar que el gobierno de Pyongyang es "un problema que será atendido".

"Corea del Norte es un problema, y un problema que será atendido", dijo Trump en la Casa Blanca, en medio de las especulaciones sobre una nueva prueba nuclear por parte de militares norcoreanos.

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que evitará que Pyongyang desarrolle un misil nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos.

Washington ordenó recientemente el envío de un grupo naval a la península de Corea para hacer una demostración de fuerza.

Y este jueves, el Ejército estadounidense lanzó su bomba no nuclear más poderosa sobre un objetivo en Afganistán.

El presidente estadounidense quitó importancia a quienes sugerían que éste también era un aviso para Pyongyang.

"No sé si esto envía un mensaje a Corea del Norte. No supone ninguna diferencia si lo hace o no", declaró Trump.

La amenaza de Corea del Norte

Este jueves, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, advirtió que Corea del Norte podría tener la capacidad de lanzar un misil con gas sarín, altamente tóxico.

"Es posible que Corea del Norte ya sea capaz de lanzar una ojiva con (gas) sarín", declaró Abe a una Comisión de defensa y de diplomacia del Parlamento, según la cadena pública NHK y los grandes diarios nacionales. Abe no precisó, según los medios, la fuente de esta información.

El portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, preguntado al respecto en una rueda de prensa habitual, comentó las declaraciones del jefe del gobierno.

"En alusión a la situación siria, nuestro primer ministro admitió que no podemos descartar la posibilidad de que Corea del Norte pueda equipar (un misil) con armas químicas", dijo. "Es probable que Corea del Norte mantenga varios sitios de producción de armas químicas y que posea ya un número considerable", agregó.

Científicos británicos que analizaron muestras del lugar de un presunto ataque químico en Siria descartaron el uso de sarín o de cualquier agente neurotóxico similar, afirmó el miércoles el embajador del Reino Unido ante la ONU.

El pasado 4 de abril, se produjo un presunto ataque químico en la localidad rebelde de Jan Sheijun, en el noroeste de Siria, matando a 87 civiles, entre ellos decenas de niños. Los insurgentes y los países occidentales, en particular Estados Unidos, atribuyeron el ataque al régimen de Bashar Al Asad, que niega cualquier implicación en el mismo, al igual que su aliado Rusia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus