Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Uno de los jefes de las FARC que según la inteligencia colombiana se ocultaba en Ecuador, fue detenido durante un operativo policial realizado en la frontera, informaron las autoridades ayer miércoles.

Se trata de Sixto Cabañas (alias Domingo Biojó), uno de los miembros del Estado Mayor (segundo mando) de las FARC, según el comandante de la Policía, general Jaime Hurtado.

“Hemos confirmado casi en un ciento por ciento de que es un miembro de las FARC. La Policía busca hacer investigaciones complementarias por cuanto se trata de una persona con cierta capacidad intelectual, muy abierta, con una personalidad muy fuerte”, señaló el oficial.

Biojó fue detenido el fin de semana en la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, cuando transportaba precursores pa-ra el procesamiento de cocaína. Luego fue trasladado a Quito, donde permanece bajo custodia a la espera de que terminen las indagaciones sobre su identidad, según autoridades.

“Este señor fue detenido con su entorno de seguridad, por lo que se trata de una persona importante” dentro de las FARC, agregó Hurtado.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Miguel Carvajal, señaló que el gobierno está cotejando información con organismos externos para determinar si, en efecto, se trata del señalado líder rebelde.

“No descartamos nada”, la persona detenida “tiene una cédula de identidad ecuatoriana, que dice Domingo Biojó, pero necesitamos saber si es un pescador, si es un tipo de ahí o si es el Domingo Biojó colombiano, de las FARC”, dijo a la prensa extranjera.

Un reciente informe de inteligencia militar de Colombia, divulgado por una radio colombiana, había advertido sobre la presencia en Venezuela y Ecuador de nueve comandantes de la guerrilla.

Dos de los rebeldes, ‘Julián Corrado’ y ‘Domingo Biojó’, se ocultan en territorio ecuatoriano, según esa versión.

La información sobre el jefe rebelde se conoció en momentos en que Quito mantiene rotas las relaciones diplomáticas con Bogotá, a raíz del ataque militar colombiano contra un campamento clandestino de las FARC en territorio ecuatoriano del 1 de marzo de 2008.

El bombardeo dejó 25 muertos, entre ellos el número dos de esa organización, Raúl Reyes, cuatro mexicanos y un ecuatoriano.

Además de la muerte de Reyes, la guerrilla colombiana ha sufrido otros importantes golpes en Ecuador.

En enero de 2004, Ricardo Palmera (alias Simón Trinidad), otro líder de las FARC, fue capturado en Quito y entregado a Bogotá, que luego lo extraditó a Estados Unidos. Y en 2008, Ecuador destruyó 170 campamentos de la guerrilla colombiana, según Carvajal.

Ecuador incrementó el control militar y policial en la frontera con Colombia debido a la inseguridad y la violencia que se registra en el área, incluso por la infiltración de paramilitares colombianos.

“Ya tenemos graves problemas a más de los de siempre, como la infiltración en la zona de Esmeraldas de las AUC (paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia), de los ‘Águilas Negras’, desertores de las AUC”, manifestó el sábado el presidente Rafael Correa.