•  |
  •  |
  • AFP

El segundo secretario de la embajada de EEUU, Francisco Martínez, abandonó hoy Bolivia tras ser expulsado por el presidente Evo Morales, quien lo acusó de haber participado de reuniones conspirativas contra su gobierno, declaró a medios locales el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en La Paz, Kris Urs. "Martínez salió en el vuelo de American Airlines, hoy a las 5 de la mañana y está fuera del país". Urs agregó que la decisión de expulsarlo fue "arbitraria e injustificada".

Morales acusó el lunes a Martínez de haber participado de labores conspirativas el año pasado contra su gobierno. La Cancillería le fijó de inmediato un plazo de 72 horas para abandonar el país. Tras comunicar la salida del diplomático, Ursin señaló que "las acusaciones que ha hecho el presidente Morales, en contra del ahora ex segundo secretario, son completamente injustificadas y arbitrarias, no son verdades".

Urs, actualmente el funcionario de más alto rango de EEUU en La Paz tras la expulsión del embajador en septiembre pasado acusado de conspiración, afirmó que las decisiones que está asumiendo Bolivia, con fuertes discursos antiestadounidenses, "no ayudan a mejorar las relaciones" bilaterales. El presidente boliviano además de expulsar al embajador Philip Goldberg, también expulsó dos meses después a los representantes de la agencia antidrogas DEA, con la misma acusación de un complot contra su administración, aunque no presentó pruebas de ello.

El gobierno de Bolivia, fiel aliado de Venezuela y Cuba, dos enconados rivales de Washington, indicó que espera mejorar las relaciones con EEUU, sumidas en una grave crisis, y exige que se respeten sus políticas económicas.