•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con pancartas y batas blancas de laboratorio, miles de científicos de diferentes partes de Estados Unidos protestaron ayer en el centro de Washington para mostrar su desacuerdo con los recortes a la investigación científica propuestos por el presidente, Donald Trump.

La protesta, bautizada como "Marcha por la Ciencia" y que coincide con el Día de la Tierra, se celebrará en más de 500 ciudades del mundo, pero muchas miradas se centraron en Washington, donde los organizadores esperan reunir hasta 75,000 personas.

"Creemos que la ciencia es importante, es el camino hacia el futuro, necesitamos proteger nuestro futuro, no vamos a tener otro planeta al que ir y el presidente Trump debería respetar eso", dijo a Efe Kelsy Tarase, de 26 años y profesora de Ciencia para niños de educación primaria.

Kelsy y su hermana, Katy, de 34 años, condujeron toda la noche desde Cleveland (Ohio) para poder participar ayer en la marcha, a la que acudieron vestidas con un disfraz naranja de astronauta. El Congreso tiene la última palabra en la aprobación y modificación del presupuesto, por lo que los científicos esperan que las marchas de ayer sirvan para poner a los legisladores de su lado.

Al igual que en Washington, miles de personas participaron ayer en Nueva York en una marcha para destacar el valor de la ciencia y criticar las políticas medioambientales de la Administración de Donald Trump.

Trump: EE.UU. quiere una Unión Europea “fuerte”

La manifestación, parecida a la que se realizó en otras ciudades de Estados Unidos, comenzó en una avenida del lado oeste de Central Park y discurrió hasta Times Square, en medio de la discreta vigilancia de fuerzas policiales.

Los participantes en la marcha, la mayoría de ellos portando carteles individuales y en muchos casos pancartas colectivas, corearon lemas como "La ciencia hace Estados Unidos grande de nuevo".

EN MIAMI

Científicos, estudiantes y políticos congregados en el centro de Miami abogaron ayer por un "futuro a largo plazo" en la llamada "Marcha por la Ciencia", una jornada de protesta que se celebra en más de 500 ciudades del mundo.

En la explanada que se extiende delante de la escultura Nuevo Mundo, en el parque del Museo de Miami, frente a la bahía, más de un millar de personas criticaron los recortes en el presupuesto federal a la investigación científica propuesto por el presidente de EE.UU., Donald Trump, así como en la legislatura estatal.

Entre los oradores en la concentración estuvo la representante en la Cámara Baja estatal Daisy Baez, quien enumeró los diferentes recortes en los campos de la ciencia y la educación que se contemplan en el proyecto de presupuesto de Florida.

Tensión ante primer cara a cara entre el FMI y el nuevo Gobierno de EE.UU.